NOTAS PARA UNA LECTURA ACTUALIZADA DE Y UTOPIA

Notas Para Una Lectura Actualizada De Y Utopia-Free PDF

  • Date:28 Jun 2020
  • Views:2
  • Downloads:0
  • Pages:9
  • Size:537.35 KB

Share Pdf : Notas Para Una Lectura Actualizada De Y Utopia

Download and Preview : Notas Para Una Lectura Actualizada De Y Utopia


Report CopyRight/DMCA Form For : Notas Para Una Lectura Actualizada De Y Utopia


Transcription:

SALVADOR CARDUS I ROS, Lo cierto es pues que nos encontramos ante un cl sico que es lo mismo. que decir que estamos ante una obra de gran actualidad Su lectura sin. complejos y sin errores interesados de apreciaci n puede representar incluso. un gran descubrimiento para una buena parte de los soci logos que tuvieron. noticia de Karl Mannheim cuando no estaban de moda las terceras v as. 1 KARL MANNHEIM LA SOCIOLOG A DEL CONOCIMIENTO,Y SUS CR TICOS. Si por una parte es cierto lo que se ha dicho del libro de Mannheim en el. sentido de que pocas obras responden mejor al imperativo intelectual del. per odo en que fue escrita2 y que a n hoy es imposible una aproximaci n. cr tica a la sociolog a del conocimiento sin referirse a Ideolog a y utop a por. otra no es menos cierto que ese mismo exceso de expectativas que despert. desde buen principio la obra fue la primera causa de todas las incomprensiones. y cr ticas de las que fue objeto, La sociolog a del conocimiento como disciplina nace de un intento de. respuesta a la incertidumbre que provocaba el relativismo al que conduc an. los an lisis historicistas de la Alemania de los a os veinte. Max Scheler formul dicho concepto en su obra de 1925 Die Wissensformen. um die Gesellschaft aunque parece ser que el t rmino ya era utilizado por. W J rusalem desde 1907, Karl Mannheim marcado personalmente por su condici n de exilado en. Alemania que a n se acentuar a m s con su segundo exilio brit nico y con. una formaci n que lo hab a llevado a estudiar el problema de la ideolog a. bajo la influencia de Gy rgy Luk cs y en general de aquello que se conoce. como el marxismo h ngaro estaba en una posici n inmejorable para sen. tirse profundamente seducido por esa preocupaci n que recog a la sociolog a. del conocimiento, As K Mannheim pensaba que la sociedad estaba rota interiormente por la.
taita de un sistema de significaci n un nimemente compartido es decir que. estaba dividida por la coexistencia de diversas Weltanschauungen y considera. ba que el consenso s lo se pod a restablecer a trav s de elementos formalizados. de los objetos4 O sea y dicho en terminolog a weberiana a trav s de un proceso. de racionalizaci n Su preocupaci n central fue pues la del an lisis de las. ideolog as ya que en una sociedad de esas caracter sticas la unanimidad s lo. pod a rehacerse a base de definiciones que reinterpretasen funcionalmente aquello. que anteriormente hab a sido sustancial, De esta manera en la reformulaci n que propuso del concepto de ideolog a. que en su forma total incluye no s lo el pensamiento del adversario sino. Joseph GABLLL Ideol gica Par s Ed Anthropos 1974 pp 256 257. David KETTLER Volker ML JA y Nico STUER Karl Mannheim Chichester Londres y. Nueva York Ellis Horwood y Tavistock Publications 1984 p 12. Karl MANNHEIM Ideolog a i utop a Barcelona Edicions 62 p 59. NOTAS PARA UNA LKCTURA ACTUALIZADA DI 1DLOLOCIA Y UTOPIA. tambi n el propio pensamiento la simple teor a de la ideolog a se transforma. en sociolog a del conocimiento 5, B sicamente la problem tica de la sociolog a del conocimiento se enten. der pues como el estudio te rico e hist rico del pensamiento determinado. por la realidad social Pero si Mannheim quer a contribuir con esa sociolog a a. salir de la incertidumbre provocada por el relativismo su teor a de la ideolog a. no hac a otra cosa que acentuarla Es por eso mismo que Raymond Aron lo. acusa de caer en un relativismo hist rico integral del cual la sociolog a de. conocimiento no ser a otra cosa que una traducci n que se hace pasar por. cient fica 6, De todas maneras Karl Mannheim que era perfectamente consciente de. este dilema propon a dos posibles salidas Por una parte se pod a abandonar. el relativismo gracias a una concepci n perspectivista o relacionista de la cues. ti n consideraba posible una visi n globalizante que tuviera en cuenta la. posici n relativa de cada observador y que superase las respectivas perspecti. vas unidimensionales a partir de la multifocalizaci n del an lisis Por otra. parte conceb a la posibilidad de una intelectualidad independiente especial. mente capaz de producir tales an lisis globalizantes Ambas propuestas o lo. que se ha querido entender de ellas han sido los puntos m s discutidos y los. que han dado lugar a las cr ticas m s radicales a Mannheim M s adelante. volveremos a ello, Quiero insistir en el hecho de que el objeto central de la atenci n de Mannheim. no fuera tanto el conocimiento en general como la Weltanschauung en particu. lar Para el autor el punto central de la configuraci n cultural y espiritual. del mundo moderno son las ideolog as sociopol ticas y en stas centr su. an lisis Y si se tuviera en cuenta este matiz fundamental acerca de la preocupa. ci n te rica de Mannheim las objeciones a sus propuestas quiz perder an. Es en este sentido que se comprende el hecho que Joseph Gabel se haya. interesado por la obra de Mannheim pero afirmando que en realidad no. est bamos ante un trabajo de sociolog a del conocimiento sino de un brillante. ensayo de cr tica ideol gica y si se quiere de sociolog a pol tica. Para Joseph Gabel y probablemente para Raymond Aron e incluso para. Lucien Goldmann tres de los cr ticos m s radicales de la obra de Mannheim. la sociolog a del conocimiento deber a dar respuesta a interrogantes m s ambi. ciosos de los que Mannheim se planteaba es decir que deber a responder al. problema de la determinaci n social de la ciencia y si se quiere al de la. objetividad del conocimiento cient fico As Gabel afirma La verdadera. aventura de la sociolog a del conocimiento empieza en realidad en el punto. en que fue abandonada por Mannheim 7 y Aron insiste La pretendida. sociolog a del conocimiento de Mannheim no ha aportado ninguna nueva. lhid p 100, Raymond ARON La sociolog a Allomando contemporaino Par s Presses Universitaires.
de France 1935 edici n citada 3 a de 1966 p 66,Joseph CABUL op cit p 283. SALVADOR CARDUS I ROS, teor a acerca de las relaciones del sujeto con el objeto ni una dilucidaci n. original de las condiciones de la verdad ni tan s lo un an lisis de la ciencia. No es ste el lugar para discutir si es razonable o no exigir de la sociolog a. del conocimiento que deba proporcionar una teor a del conocimiento o crite. rios de demarcaci n cient fica pero si se considerase que la sociolog a del. conocimiento debe limitarse al an lisis de la construcci n social de la realidad en. su dimensi n subjetiva sin entrar en otras consideraciones que dif cilmente. podr an atenderse sin la ayuda de la filosof a sobre qu es la realidad o c mo. conocerla en ese caso las supuestas insuficiencias de Ideolog a y utop a de. Karl Mannheim podr an verse desde una nueva perspectiva menos exigente. Desde mi punto de vista el pensamiento de Karl Mannheim en Ideolog a y. utop a resulta en consecuencia y parad jicamente m s radical y atrevido de lo. que quisieran sus cr ticos Podr a decirse que si bien stos saben compartir. con el autor la n usea ante el relativismo al que conduce la sociolog a del. conocimiento en cambio no parecen tan dispuestos a admitir como hace. Mannheim que esa perspectiva no puede llevar en ltima instancia m s all de. la sistematizaci n de la duda que se expresar a en la sociedad como una especie. de incertidumbre mortecina y de inseguridad aunque a su vez este escepti. cismo y relativismo son los que fuerzan a la autocr tica y al autocontrol y. conducen hacia una nueva concepci n de la objetividad 9. 2 SOBRE EL CONCEPTO DE INTELECTUALIDAD,INDEPENDIENTE. Si la diversidad de traducciones del concepto de sozial freischwebende. Intelligenz que Karl Mannheim tom de Alfred Weber tuvieran que dar. cuenta de las muchas traiciones al sentido que el autor le atribuy podr amos. constatar que pocas veces un concepto sociol gico habr sido tan mal com. prendido Y a ado inmediatamente que mi particular visi n del t rmino mi. propuesta de traducci n como intelectualidad independiente aunque no ahorre. en una u otra medida una nueva traici n en cambio puedo alegar en mi defensa. que ha sido propuesta desde la simpat a hacia el autor y no como ha sucedido. a menudo desde la clara animadversi n, El t rmino alem n que en una traducci n literal nos acercar a a la idea de. intelectualidad flotante se tradujo en ingl s como socially unattached. intellectuals La caracter stica de desligado e incluso libre se convertir a. posteriormente en las referencias y traducciones al franc s en intellectualit. sans attachesn de manera que se acentuaba especialmente el car cter de des. Raymond ARON op cit p 75,Karl MANNIII IM op cit pp 77 79.
Lucien GOLDMANN Sciences humaines et philosophie Par s Presses Universitaires. de France 1952 edici n citada Editions Gonthier 1966 p 52. NOTAS PARA UNA LECTURA ACTUALIZADA DE Dl OLOdlA Y UTOPIA. arraigo como lo demuestra el uso de intelligence d racin eu en traducci n. de R Aron o bien el a n m s radical uso de intelligentsia marginal12 seg n la. interpretaci n de J Gabel o para colmo de lo que es una traducci n libre. pero interesada como cauche sac ale boh me con G Gurvitch. Quiz a n m s desafortunadas han sido las traducciones al espa ol que han. convertido las referencias a la freischwebende Intelligenz en intelectuales. desapegados o intelectuales flotantes en intelligentsia sin ataduras sociales. intelligentsia socialmente desligadau intelligentsia no adscrita socialmente17 y. aun intelectualidad no comprometida socialmente traducci n casi intolerable. si se tiene en cuenta la profunda preocupaci n de Mannheim por su sociedad. y el futuro de sta y por la alta misi n de compromiso social encomendada. por Mannheim a los intelectuales, En la nica traducci n al catal n de una obra de Mannheim Llibertat. poder i planificado democr tica de 1965 en la introducci n de E K Bramsted. y H Gerth se utilizan los t rminos intel lectualitat socialment desengatjada L. que nos acerca nuevamente hacia la idea de falta de compromiso social. concepci n que no tiene nada que ver con el relativo desclasamiento de los. intelectuales que era en lo que Mannheim se basaba para suponer una posible. aunque insistamos relativa independencia del intelectual en relaci n a. sus intereses de clase, Se puede constatar pues la tendencia que ha existido en general a dirigir. las interpretaciones de la freischwebende Intelligenz hacia una noci n que da a. entender que Karl Mannheim conceb a a la lite intelectual de tal manera que. para los traductores afines a sus tesis sta podr a llegar a grados considerables. de objetividad y de neutralidad ideol gica o bien en el caso de traductores. alineados en la cr tica de sus tesis acentuaban la dimensi n de falta de compro. miso social de ese tipo de intelectual, Este tipo de lecturas distorsionadas son las que inducen a afirmar tambi n a. Robert K Merton que Mannheim encontraba una garant a estructural de la. validez del pensamiento social en la posici n al margen de las clases de los. intelectuales socialmente no comprometidos 2 y a Lucien Goldmann ironizar. Raymond ARON op cit p 73,Joseph GABEL op cit p 294. Le probl me de la sociologie de la connaissance Revue Philosophique octubre. diciembre 1958 p 448, Irving ZLITLIN Ideolog a y teor a sociol gica Buenos Aires Amorrortu 1970.
Peter L BERGER y Thomas LUCKMANN La construcci n social de la realidad Buenos. Aires Amorrortu 2 a ed 1972 p 14, Karl MANNHEIM op cit traducci n espa ola Madrid Aguilar 1973 pp 157 y ss. Karl MANNHEIM Libertad poder y planificaci n democr tica M xico Fondo de. Cultura Econ mica 1953 p 10, Gunter W REMMLING La sociolog a de Karl Mannheim M xico Fondo de Cultura. Econ mica 1982 p 15, Karl MANNHEIM Llibertat poder i planificado democr tica Barcelona Edicions 62. Robert K MERTON Karl Mannheim and the Sociology of Knowledge en Social. SALVADOR CARDUS I ROS, por otra parte sobre la supuesta neutralidad del intelectual que se derivar a de. su falta de compromisos sociales Concretamente esta posici n hac a de la. verdad el privilegio de un cierto n mero de licenciados y de especialistas en. sociolog a No hay nada de extra o en el hecho que su obra haya sido acogida. favorablemente y que se haya visto en l al creador de la sociolog a del. conocimiento 21, No hace falta decir que un lector atento y sin prejuicios de la obra de Karl.
Mannheim Ideolog a y utop a puede f cilmente descubrir que en la mayor a de. los casos se trata de un abuso de interpretaci n que en ltima instancia da. cuenta de unas traducciones exageradamente marcadas por prejuicios ideol. Pero por si fuera poco la descalificaci n de una supuesta teor a. mannheimiana de una intelectualidad no comprometida o fundamentada en. su desarraigo la hizo el propio Mannheim precisamente en la medida que. atribu a a los intelectuales aunque s lo como una posibilidad que pod an. seguir o no una misi n fundamental De esta manera podr an tener el. papel de centinelas en una noche que sin ellos ser a oscura como la boca de. un lobo 22, La otra suposici n la que afirma que los intelectuales formar an una clase. social al margen de cualquier inter s social y que gracias a esta situaci n de. privilegio conseguir an una s ntesis neutral s lo puede ser resultado de. una lectura sumamente malintencionada Repetidamente Mannheim pone en. guardia especialmente en el apartado cuarto del tercer cap tulo titulado El. problema sociol gico de la intelectualidad ante este posible error de inter. pretaci n y lo hace de una manera expl cita El autor se refiere al hablar de la. el relativismo gracias a una concepci n perspectivista o relacionista de la cues ti n consideraba posible una visi n globalizante que tuviera en cuenta la posici n relativa de cada observador y que superase las respectivas perspecti vas unidimensionales a partir de la multifocalizaci n del an lisis Por otra parte conceb a la posibilidad de una intelectualidad independiente especial

Related Books