Los s ndromes de lesi n tal mica

Los S Ndromes De Lesi N Tal Mica-Free PDF

  • Date:11 Jan 2021
  • Views:1
  • Downloads:0
  • Pages:15
  • Size:3.96 MB

Share Pdf : Los S Ndromes De Lesi N Tal Mica

Download and Preview : Los S Ndromes De Lesi N Tal Mica


Report CopyRight/DMCA Form For : Los S Ndromes De Lesi N Tal Mica


Transcription:

290 I Vergara y cols, s lo una estaci n de relevo en las v as aferentes y t lamo el rea posteroinferior del n cleo. eferentes de la corteza cerebral dorsomediano el n cleo parafascicular la por. ci n anterior y media del n cleo centromediano, Angioarquitectura mesodiencef lica algunos n cleos de la l nea media y del subt lamo. Se sabe que las arterias cerebral anterior y me y el rea rostral y medial del n cleo rojo Pueden. dia no participan en general en la vascularizaci n presentarse como dos ramas independientes una. del t lamo y que sta depende del tronco basilar y para cada t lamo o nacer en un ped culo nico que. sus ramas Queda en discusi n si el n cleo reticular luego se bifurca e incluso puede ocurrir que las. y la l mina medular externa reciben flujo sangu dos arterias t lamo subtal micas posteriores y la. neo de la arteria cerebral media La parte proximal paramediana mesencef lica tengan su origen en. de la arteria cerebral posterior desde la bifurca una rama nica de la arteria mesencef lica cuyo. ci n de la basilar hasta su uni n con la comunicante compromiso llevar a los infartos en mariposa. posterior fue denominada arteria mesencef lica que afectan al mesenc falo superior y el rea. por Kaplan y Ford o arteria comunicante basilar medial de a m b o s t lamos p r e s e n t n d o s e los. por Percheron 1966 3 y tiene caracter sticas s ndromes de mutismo aquin tico de Segarra 7 o. embriol gicas morfol gicas y hemodin micas la forma m s severa del s ndrome del tope de la. particulares 7 Esta arteria mesencef lica rodea basilar de Caplan 9 4 Las arterias coroideas. al tronco cerebral irriga los col culos y da origen posteriores que c onstituye n los sistemas. a varias ramas que conforman el grupo m s rostral posterolateral y posteromedial de Castaigne y. de las arterias perforantes que penetran al cerebro van a irrigar el rea posterolateral al cuerpo. por el espacio perforado posterior Dicho grupo geniculado lateral al n cleo dorsosuperficial y a. rostral conforma el ped culo retromamilar de Foix la regi n infrolateral del pulvinar el posteromedial. y Hillemand que se divide en dar ramas al ped nculo cerebral los n cleos. 1 Ped culo mesencef lico paramediano A tra subtal micos el rea posterior de la sustancia. v s del espacio interpeduncular va a ramificarse negra el rea lateral del n cleo rojo al cuerpo. en el mesenc falo superior alrededor del n cleo geniculado medial y da ramas al pulvinar n cleo. oculomotor mediano y n cleos anterodorsal y anteroprincipal. 2 Arterias t lamo subtal micas anterior y pos 2 3 Figura 1. terior 7 Los territorios vasculares del t lamo de La angioarquitectura tal mica se caracteriza por. acuerdo con las descripciones de Castaigne su curso vascular rectil neo de direcci n. Bogousslavsky y Segarra 3 7 8 delimitan cua ventrodorsal localizaci n preferencial de los. tro reas principales 1 Arterias inferolaterales,ped culo t lamo geniculado de Foix y Hillemand. arteria ptica inferoexterna de Duret irrigan el,n cleo ventral posterior 2 Arteria tuberotal mica. arteria polar arteria ptica anterior de Duret,ped culo premamilar o arteria t lamo subtal mica.
anterior originada en la arteria comunicante pos,terior irriga la regi n anterior incluyendo el n. cleo ventral anterior y parte del ventral lateral, Con frecuencia no existe siendo su territorio irri. gado por la arteria t lamo subtal mica posterior,3 El territorio paramediano ped culo t lamo per. forado de Foix y Hillemand Arteria paramediana, t lamo subtal mica posterior originada en la arte Figura 1 Esquema de la suplencia arterial al t lamo y. ria mesencef lica irriga el rea paramediana del mesenc falo rostral. S ndromes tal micos 291, troncos vasculares en la sustancia blanca del integraci n de las descargas t nicas y en salva.
t lamo ramificaciones paralelas y en ngulo rec para iguales movimientos 24 Para producir un. to Sus ramificaciones son terminales y su obs compromiso aislado de la mirada vertical hacia. trucci n lleva a infartos lacunares 10 12 arriba bastar a con una lesi n nica medial en la. comisura posterior sitio de la decusaci n bilateral. Correlaci n cl nica de las fibras que originadas en los nriFLM v a n a. Las lesiones del t lamo originan s ndromes inducir este movimiento ocular tambi n puede. neurol gicos generales neurooftalmol gicos y suceder ante una lesi n unilateral en la regi n. neuropsicol gicos como son dorsomedial de un nriFLM. Neuropsicol gicos Se han descrito alteraciones Para alterar la mirada hacia abajo se necesita. del lenguaje 13 16 de la memoria 17 20 con una lesi n bilateral en la F R M superior dado que. fusi n y defectos atencionales 21 hemiinaten las fibras correspondientes no se decusan 25. ci n 22 El compromiso del lenguaje se observa Otras alteraciones de los movimientos de los ojos. particularmente en lesiones del t lamo izquierdo por compromiso de la uni n mesodiencef lica. mientras que las lesiones del t lamo derecho son el s ndrome de Parinaud quien lo describi. tienden a producir defectos de negligencia motriz como una par lisis oculomotora de origen central. y hemiinatenci n izquierdas No siempre sin em que compromete la convergencia y la excursi n. bargo las lesiones tal micas producen alteraciones vertical tanto hacia arriba c o m o hacia abajo con. cognoscitivas y cuando se producen frecuente servando las vergencias laterales En este s ndro. mente son pasajeras 23 La afecci n tal mica bi me hay diplopia h o m n i m a o cruzada la eleva. lateral es una causa de mutismo y demencia 7 ci n de los p rpados permanece intacta se obser. Neurooftalmol gicos La regi n posteromedial va miosis ligera con reflejos pupilares abolidos y. del t lamo y la parte m s rostral del pretectum son la amplitud de la acomodaci n es casi nula Esta. estaciones importantes en el control de los movi descripci n apoy la observaci n de Wernicke. mientos oculares sac dicos Experimentalmente quien por h a l l a z g o s de a u t o p s i a a t r i b u y el. se ha visto que hay grupos de neuronas localiza s ndrome a compromiso colicular 26 27 Pos. das en la l mina medular interna del t lamo pos teriormente diversos autores agregaron otros ha. teromedial que descargan en relaci n con los mo llazgos al s ndrome de Parinaud como son con. vimientos sac dicos y la frecuencia de la descarga servaci n de los movimientos de ojos de mu. depende de la posici n del globo ocular Con eca n i s t a g m u s de r e t r a c c i n c o n v e r g e n c i a. lesiones combinadas en esta rea se pierde preci pseudoparesia del VI par y el signo de Collier de. si n en las sacadas hacia objetivos c o n t r a l a t e r a l s retracci n palpebral uni o bilateral 26 27 El. En los ltimos diez a os se localizaron las estruc s ndrome del tope de la basilar descrito por. turas supranucleares que median los movimientos Caplan 9 comprende las alteraciones corres. de los ojos La regi n m s complicada en el con pondientes al s ndrome de Parinaud y adem s. trol de la mirada vertical es el n cleo rostral in compromiso pupilar tanto del reflejo fotomotor. t e r s t i c i a l del f a s c c u l o l o n g i t u d i n a l m e d i a l como de la posici n de la pupila que podr a tener. nriFLM n cleo bilateral localizado en la uni n una localizaci n exc ntrica denominada corecto. mesodiencef lica y que junto al n cleo del III par p a iridis t a m b i n p u e d e p r e s e n t a r s e una. y los n cleos de Cajal y Darkschewitsch se en disociaci n de la mirada en el eje vertical o des. cuentra irrigado por el ped culo retromamilar El viaci n oblicua skew y espasmo de la conver. nriFLM contiene neuronas que producen descar gencia Pueden ocurrir anomal as del comporta. gas en salva para dirigir los movimientos ocula miento con somnolencia o alucinaciones. res los n cleos de Cajal Darkschewitsch de la pedunculares percibidas por el paciente c o m o una. comisura posterior y de la formaci n reticular imagen cinematogr fica reconociendo su car c. mesencef lica FRM contienen los sistemas de ter irreal y explicadas por lesi n del rea reticular. Acta Med Colomb Vol 16 N 6 1991,292 I Vergara y cols. de la sustancia negra 28 33 Al extenderse el analg sicos y sin embargo en ocasiones cede es. infarto al territorio distal de la arteria cerebral pont neamente 1 37. posterior se observan hemianopsias cuadran Los signos cerebelosos se explican por lesi n. tanopsias poliopia palinopsia afasia an mica del tracto r u b r o t a l m i c o o v as de c o n e x i n. alexia sin agraf a en lesi n occipital izquierda y d e n t a d o t a l m i c a s al d e c u r s a r s e el p e d n c u l o. agnosias visuales Si la alteraci n es bilateral en la cerebeloso superior en el mesenc falo rostral. etapa aguda aparece ceguera cortical que si se cuando se lesiona la arteria m e s e n c e f l i c a. asocia a anosognosia constituye el s ndrome de paramediana 3 El s ndrome de subutilizaci n. Anton el da o temporo occipital bilateral oca puede acompa arse de rigidez parat nica y si se. siona el s ndrome de Balint con simultagnosia asocia a apraxia puede confundirse con ataxia. apraxia ocular y ataxia ptica Igualmente se ob cerebelosa 5 8 11 38 39. servan metamorfopsias anomal as de la memoria En las lesiones tal micas se describen movi. delirio agitado y defectos sensitivos y motores 9 mientos anormales como asterixis coreoatetosis. 29 35 y posturas dist nicas de preferencia en la mano. Con el nombre de s ndrome de la arteria me En la llamada m a n o tal mica se combinan alte. sencef lica Segarra en 1970 7 describe la pre raciones propioceptivas p o r l a deaferentaci n con. sencia de mutismo aquin tico por alteraci n del posturas dist nicas y movimientos coreicos 4 5. ped culo retromamilar con dos presentaciones una 38. de ellas asociada a somnolencia y trastornos A pesar de que al t lamo se han atribuido nu. oculomotores que har a parte del s ndrome del merosas funciones a n no existe claridad sobre. tope de la basilar 9 18 31 algunos de los s ndromes asociados a sus lesiones. En 1989 Mehler describi 61 pacientes con lo en parte por los pocos casos informados o por la. que llam s ndrome de la arteria basilar rostral muy frecuente asociaci n de lesiones en otras. equivalente al del tope de la basilar encontrando reas del Sistema Nervioso Central en estos casos. una variedad benigna caracterizada por estados informados Sin embargo la utilizaci n de las. confusionales agudos entre otros hallazgos 36 talamotom as estereot xicas en el tratamiento de. Neurol gico general El compromiso motor y la enfermedad de Parkinson y los s ndromes ob. sensitivo se atribuye a lesi n directa de las v as s e r v a d o s en estas lesiones las c o r r e l a c i o n e s. correspondientes en el mesenc falo o en la c psu clinicopatol gicas los estudios neurorradiol gicos. la interna adyacente coincidiendo esta explicaci n TC y R M y el seguimiento de los pacientes con. con la mayor frecuencia del compromiso en los lesiones peque as y nicas prometen ayudar a. infartos posterolaterales siendo menos severo y delimitar cu les son los aut nticos s ndromes. transitorio en los anterolaterales 2 3 La perdida tal micos. sensorial tambi n ocurre con afecci n directa de, los n cleos sensitivos tal micos Se describe un OBJETIVO. s ndrome hemisensorial puro por oclusi n del Este trabajo tiene c o m o objetivo describir las. ped culo t lamo geniculado que irriga el rea manifestaciones neurol gicas neurooftal. tal mica ventral 5 El dolor de origen tal mico mol gicas y neuropsicol gicas asociadas a lesio. llamado la hiperpat a tal mica est caracterizado nes tal micas no fatales y a tratar de establecer su. por hiperestesias disestesias y parestesias Sea correlaci n con los hallazgos neurorradiol gicos. espont neo o provocado por est mulos a n muy, leves o multisensoriales y de diversa localizaci n MATERIAL Y METODOS. es de gran severidad en ocasiones y dificulta la Durante cuatro a os 1986 a 1989 se estudia. atenci n del paciente Tiene las caracter sticas del ron 25 pacientes con lesiones tal micas no fatales. dolor central y su fisiopatologia no est bien acla atendidos por la Unidad de Neurolog a del Centro. rada Su tratamiento es muy dif cil no cede a los Hospitalario San Juan de Dios de Bogot Tanto. S ndromes tal micos 293, en el examen inicial como en los ulteriores con Tabla 1 Distribuci n por edad y sexo en 25 casos de lesi n. t r o l e s s e r e g i s t r a r o n los h a l l a z g o s c l n i c o s tal mica. neurol gicos neurooftalmol gicos y neuro Edad Hombres Mujeres Total. psicol gicos Las lesiones se confirmaron utili a os. zando ex menes de tomografia computarizada, cerebral realizadas con un equipo Phillips 25 a 35 1 3 4.
36 a 45 1 1 2,Tomoscan 310 con cortes coronales en algunos. 46 a 55 5 4 9, casos y cortes paralelos a la l nea orbitomeatal 56 a 65 1 4 5. espaciados cada 9 m m en todos los pacientes En 66 a 75 3 1 4. los 25 casos se realizaron los estudios neuro 76 a 85 1 1. rradiol gicos en los primeros 15 d as del ictus sin TOTAL 11 14 25. y con medio de contraste Se excluyeron aquellos,con lesiones asociadas localizadas fuera de los. t lamos excepto cuando se trataba de peque os encontraron otros antecedentes psiqui tricos en el. infartos lacunares leucoencefalopat a vascular o grupo. atrofia cortical compatible con la edad o con en La lesi n tal mica fue de origen vascular en 24. fermedades de base como hipertensi n arterial pacientes ocho por infartos isqu micos cuatro. sistemica que no explicar n los hallazgos cl nicos por infartos hemorr gicos y doce con hematomas. Los s ndromes de lesi n tal mica Ignacio Vergara Myriam Saavedra Roberto Amador Pablo Lorenzana Monica Rosselli Unidad de Neurolog a Departamento de Medicina Interna Dr Oscar Pinz n Jim nez Neurorradi logo Profesor Asistente de Radiolog a Departamento de Im genes Diagn sticas Universidad Nacional de Colombia Centro Hospitalario San Juan de Dios Bogot Dr Ra l

Related Books