LAS FORMAS DE RECEPCI N DE UNA TEOR A DE LA RECEPCI N LA

Las Formas De Recepci N De Una Teor A De La Recepci N La-Free PDF

  • Date:28 Jun 2020
  • Views:2
  • Downloads:0
  • Pages:13
  • Size:221.07 KB

Share Pdf : Las Formas De Recepci N De Una Teor A De La Recepci N La

Download and Preview : Las Formas De Recepci N De Una Teor A De La Recepci N La


Report CopyRight/DMCA Form For : Las Formas De Recepci N De Una Teor A De La Recepci N La


Transcription:

seg n entre otros Ver n lleva las huellas de sus condiciones de producci n Pero a. veces la atribuci n se vuelve opaca Culpa dicen algunos de la ideolog a Otros. dicen del inconciente Y ni hablar de la mala intenci n Yo prefiero ahora detenerme en. la responsabilidad del reconocimiento Uno de los sentidos que precisamente Ver n se. ocup de divulgar vincula el reconocimiento a la actividad de lectura Habr a que. considerar tambi n que el reconocimiento supone advertir distinguir no confundir. cierta jurisdicci n ajena al propio discurso y cierta profesi n de respeto que puede llegar. incluso al agradecimiento Un diccionario4 vigila esta acepci n Otorgar a alguno con. la solemnidad de rigor la cualidad y relaci n de parentesco que tiene con el que hace. este reconocimiento y los derechos que son consiguientes Voy a hablar entonces no. solamente del reconocimiento de las figuras fuertes que se alaron el sendero de la teor a. de los discursos sociales sino de la recepci n que borra sus huellas o que deja se ales. como migas de pan en el camino del bosque Es decir que bien mirados hay conceptos. que podr an convertirse en puertas hacia espacios mundos posibles5 de la teor a De. este modo lo que podr a parecer un l mite teor a resultar sin embargo una v a de. El problema ser finalmente dada la relaci n ideol gica entre una teor a y los. conceptos que utiliza c mo se asume esa relaci n y cu les son las formas de. reconocimiento de aquellos te ricos de los guardianes del otro discurso de los. Autores que le donaron sus modos de nombrar Para eso voy a recurrir a las formas de. reconocimiento y de desconocimiento que Harold Bloom 1995 pens en relaci n con. los poetas en La angustia de las influencias y que ac resumo. Clinamen Es el desv o la mala lectura del precursor que aparece las veces bajo la. forma de correcci n en el propio texto, T sera Es la lectura que completa el texto del precursor Agrega el fragmento que. supuestamente le faltaba, K nosis Es la ruptura que aparece como mecanismo de defensa frente al temor a la. compulsi n a la repetici n Tiene un grado de humillaci n del precursor como cuando. Jes s renuncia a su condici n divina, Demonizaci n Es la relaci n entre un sublime y un contrasublime El poeta posterior. elabora su obra dando cuenta del car cter nico del anterior. Ascesis Es la renuncia absoluta a toda ligaz n con el precursor con la consecuente. disminuci n de la propia obra, Apofrades Es el retorno de los muertos El poeta posterior deja su obra tan abierta a la. influencia del precursor que se dir a que el posterior ha escrito incluso el poema del. El recorrido que tengo in mente pasa por los conceptos de Sujeto Ideolog a y. Poder las may sculas no se las pongo yo se las puso la Historia Y para realizarlo. deberemos desentumecer nos y activar los v nculos entre el discurso de la teor a de los. discursos sociales y los que cita esto es aquellos a los que invita a participar de su. producci n Me voy a referir especialmente a Charles Peirce Karl Marx Michel. Pecheux Noam Chomsky Jacques Derrida Clifford Geertz Michel Foucault y. L Wittgenstein, Enciclopedia ilustrada de la lengua castellana Bs As Sopena debo confesar el a o.
El nuevo concepto de espacios mentales anunciado en Ver n 2001 El cuerpo de las im genes y. desarrollado en Ver n 2002 Efectos de agenda II viene a reemplazar al de representaci n mental y. alude a una configuraci n din mica de trayectorias semi ticas a partir de las cuales se conocen y. organizan los fen menos,Advertencia, Este ensayo puede perecer una reivindicaci n de los que quedaron entre telones. Se trata antes bien de ver c mo una teor a se constituye a partir de un doble. movimiento de identificaci n y diferencia apropiaci n y reconocimiento de aquello con. lo que se identifica y rechazo de aquello que le resulta tan ajeno que se dir a que teme. parec rsele La demarcaci n de este territorio a partir de inclusiones y exclusiones. configura su propia identidad,Interdiscurso, El proyecto te rico de Ver n se ajusta a un tipo de pensamiento que muchos han. denominado adivinatorio o indicial opuesto al modelo positivista encarnado seg n. Ver n sobre todo en Saussure y prolongado en los desarrollos de la teor a. comunicacional cfr Ver n 1974 1986c 1988a etc Tanto las teor as. comunicacionales como la ling stica pragm tica se vieron afectadas por una. perspectiva funcionalista que pretendi encontrar el sentido en la intencionalidad del. sujeto Sin embargo a la hora de explicar el paradigma llamado indiciario o semi tico. es notable que los ejemplos can nicos que figuran en la bibliograf a sobre el tema las. pisadas de los animales los s ntomas de la enfermedad los lapsus los rasgos de la. mano del pintor los vestigios del delincuente la huella dactilar etc todos comparten. el rasgo de ser producidos de modo involuntario Corolario los signos son. independientes de cualquier intencionalidad, Por lo tanto la concepci n del sujeto que propone la teor a de los discursos. sociales la unidad de an lisis no es el sujeto hablante sino el actor social El an lisis. sociosemi tico se interroga por una parte acerca de la especificidad del tipo de. discurso estudiado y responde siempre a esta pregunta confrontando un discurso con. otro es decir por diferencia Liberado del funcionalismo el estudio de la producci n. discursiva no tiene ya al sujeto hablante como soporte el sujeto no es m s la fuente. del sentido sino m s bien el punto de pasaje en la circulaci n del sentido relevador en. el interior de un tejido de pr cticas discursivas La unidad de an lisis minimal no puede. ser otra que la de la interdiscursividad es decir aquella del intercambio Ver n 1986c. p5 De este modo el concepto de interdiscurso le sirve a Ver n para escapar del. tranquilizador recurso a al intenci n como determinante del sentido que hab a. dominado la tradici n funcionalista y comunicacional Cu l es la relaci n entre un. discurso a y otro discurso b que aparece como respuesta al primero se pregunta. Ver n 1986 2003 p 20 Trabajando sobre el inter discurso el an lisis no necesita. recurrir a ning n concepto concerniente a las intenciones o los objetivos de los. actores sociales que intervienen en los procesos estudiados Como vemos Ver n hace. suyo el concepto de interdiscurso de Pecheux aunque rechaza su teor a general. kenosis principalmente por su concepci n reproductivista de lo ideol gico6. Diferencia y desfasaje en la producci n de sentido. El problema del sujeto como causa del discurso que emerge de la noci n de. intencionalidad condujo a Ver n a formular la idea de una brecha a la que llam. desfasaje A partir de este planteo lo que le interesa al an lisis de los discursos no es ya. el texto en s sino las distancias entre los discursos. En algunos trabajos m s recientes de Ver n 1986b 1988c podemos observar la. transformaci n que se produce en su concepto de desfasaje con respecto a los escritos. Para seguir la controversia ver S Fisher E Ver n 1973 Branne est un cr me Communications N 20. p162 a 181 y M pecheux 1975 Analyse du discurs langage et ideologies Langages 37 p 14. m s antiguos de La semiosis social que datan de los 70 debido a la imprecisi n de. dicha noci n textos en los que prefiere hablar ya de manera m s general de no. linealidad de la circulaci n discursiva El cambio de denominaciones se relaciona con. una cuesti n claramente metodol gica a saber si los efectos de sentido de un discurso. no son calculables a partir del an lisis de sus reglas de producci n c mo llevar. adelante el an lisis semi tico Ver n propone una doble entrada al an lisis que resuelve. el problema te rico metodol gico conciliando el an lisis sincr nico y el diacr nico. ahora denominado an lisis secuencial7, Otro texto donde se puede observar la transformaci n del concepto de desfasaje. es La presse produit production reception de 1988 All se hace evidente que el. concepto de diacron a que le hab a servido para analizar en una perspectiva hist rica la. relaci n entre la instancia de producci n del Curso de ling stica general y la de su. lectura no le sirve ya para analizar la vertiginosa din mica de producci n discursiva en. las sociedades para decirlo suavemente posindustriales mediatizadas En el pasado. he insistido mucho sobre la soluci n de continuidad entre el an lisis en producci n y el. an lisis en reconocimiento de los discursos sociales Para expresar esta soluci n de. continuidad cuya principal consecuencia es que el an lisis de un discurso en. producci n no nos permite inferir sus efectos he debido hablar de desplazamiento. entre la producci n y el reconocimiento Esta noci n de desplazamiento me parece hoy. en d a inapropiada en particular cuando se trata del sistema productivo de los discursos. de la prensa y en forma m s general de los medios de comunicaci n Ver n 1988b p. 12 En efecto en las sociedades capitalistas la distancia temporal entre producci n y. reconocimiento se redujo a una m nima expresi n y el hervidero que parece ser hoy ese. campo competitivo entre discursos ahora designados como productos exige una. modificaci n La noci n de desplazamiento dice se justificaba en relaci n al tipo de. problema con el cual me hab a enfrentado en esa oportunidad se trataba de la. formulaci n de un modelo relativo al surgimiento de las disciplinas cient ficas en la. historia desde el punto de vista de los funcionamientos discursivos modelo aplicado al. caso particular de la ling stica de Saussure Ver n 1988b p 12 El concepto de. desfasaje siempre supuso en Ver n un doble matiz fundamentalmente temporal e. ideol gico a diferencia de otros te ricos Eco Hall Bettetini para quienes se juega. sobre todo una cuesti n cultural enciclopedia competencia Hoy el problema se. resuelve en funci n de la l gica de las azarosas trayectorias entre espacios mentales. Ver n 2002 que determinan universos de contextualizaci n y recontextualizaci nde. los discursos, En resumen por un lado en el marco de la producci n de discursos mass.
medi ticos en la sociedad contempor nea los otrora designados como discursos. devinieron productos es decir mercanc as definidas por su valor cuyo funcionamiento. se caracteriza tanto por la competencia con otros productos como por su posici n en. este espacio de competencia8 Es decir que lo que antes era comprendido como el. campo de lo social ahora parece reducirse al mercado la mercanc a se presenta as. como fetiche Pero Ver n se corre de las discusiones sobre la industria cultural Parte. de la base de que no hay capitalismo sin mercado y que en las sociedades post. actualizado a partir de la din mica de juegos de lenguaje de Wittgenstein. Se dir a que se trata de un esquema muy similar al de una estructura sin embargo a Saussure jam s se le. hubiera ocurrido plantear que el valor de un signo su significaci n depende de la percepci n que se. tenga en producci n de la masa de lectores Los postulados de Ver n se apartan as de ese paradigma De. hecho cada vez que emplea sistema noci n de matriz funcionalista siempre agrega productivo que. remite al transformacionalismo, industriales la producci n de sentido es mercantilizable 9 Y en este marco el an lisis. sociosemi tico propone el circuito inverso del de la producci n publicitaria de las. mercanc as donde la operaci n es borrar las huellas de la producci n En Semiosis de lo. ideol gico y del poder Ver n 1978 1984 p 49 afirma El dominio de lo ideol gico. concierne en realidad a todo sentido producido sobre el cual hayan dejado huellas las. condiciones sociales de su producci n Esa es entre las lecciones de Marx una que no. hay que abandonar l nos ha ense ado que si se sabe mirar todo producto lleva las. huellas del sistema productivo que lo ha engendrado Esas huellas est n all pero no se. las ve son invisibles Cierto an lisis puede hacerlas visibles se trata del an lisis. consistente en postular que la naturaleza de un producto s lo es inteligible en relaci n. con las reglas sociales de su generaci n La relaci n que Ver n establece con la obra. de Marx le permite dar cuenta de la grandeza del precursor Se trata sin duda de un. gesto de demonizaci n, Entonces si el estudio de los procesos semi ticos que entran en juego en la. producci n social es posible en la medida en que dicho proceso ha dejado huellas. ostensibles en la superficie discursiva premisa que remite a una formaci n discursiva. evidentemente marxista las nociones de marca y huella que usa Ver n 1988a. tambi n las hab a empleado Derrida 1968 para referirse precisamente a la ausencia del. sujeto si est la huella es porque no est el sujeto La huella indica una doble ausencia. la del sujeto y la del objeto y parad jicamente es la nica manera de apuntarlos Esta. formulaci n com n a Ver n y Derrida es coherente con una posici n anti. representacionalista y anti esencialista que se caracteriz desde siempre por la oposici n. entre sujeto y objeto Al respecto Ver n 1988a p129 sostiene que no hay. propiamente hablando huellas de la circulaci n el aspecto circulaci n s lo puede. hacerse visible en el an lisis como diferencia precisamente entre los dos conjuntos de. huellas de la producci n y del reconocimiento El concepto de circulaci n s lo es de. hecho el nombre de esa diferencia En resumen el concepto de diferencia conserva en. Ver n la disemia que lo caracteriz en Derrida el sentido temporal de intervalo en la. circulaci n por un lado y el de distinto por otro La impronta de Derrida aparece. tambi n en un fragmento de la alocuci n de Ver n en el Seminario Internacional de. Por lo tanto la concepci n del sujeto que propone la teor a de los discursos sociales la unidad de an lisis no es el sujeto hablante sino el actor social El an lisis sociosemi tico se interroga por una parte acerca de la especificidad del tipo de discurso estudiado y responde siempre a esta pregunta confrontando un discurso con otro es decir por diferencia Liberado del

Related Books