EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE

En Busca Del Don Celestial Joseph Fielding Mcconkie-Free PDF

  • Date:16 Oct 2020
  • Views:0
  • Downloads:0
  • Pages:63
  • Size:341.65 KB

Share Pdf : En Busca Del Don Celestial Joseph Fielding Mcconkie

Download and Preview : En Busca Del Don Celestial Joseph Fielding Mcconkie


Report CopyRight/DMCA Form For : En Busca Del Don Celestial Joseph Fielding Mcconkie


Transcription:

EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. En Busca del,Don Celestial,Joseph Fieiding McConkie. Traducido al Espa ol por el Dr Arturo De Hoyos,Editorial Zarahemla S A M xico D F 1988. El Autor queda agradecido a James A Moss su,colega en la universidad de Brigham Young y a. su hermano Mark McConkie por importantes,sugerencias en la preparaci n de esta obra. A mi padre Elder Bruce R McConkie,le agradezco su genial consejo y su constante.
EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. CR DITOS 2,Puedo Saber con Certeza 4,Manifestaci n o Confirmaci n 12. C mo Aprendi Cristo el Evangelio 18,La Preparaci n Espiritual de Jos Smith 25. El Proceso del Crecimiento Espiritual 34,Cuando Recibo Yo una Revelaci n 39. C mo Viene la Revelaci n 45,Pedir y Recibir 51,Cuando la Respuesta no Llega 56. Caracter sticas de un Testimonio V lido 60,Caracter saticas de la Revelaci n Verdadera 66.
La Independencia Espiritual y Una Carta de Derechos 71. EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. Lo que cuesta barato,se aprecia poco Lo de valor,siempre tiene un precio justo. El cielo sabe muy bien que precio,poner a sus bendiciones. En una conversaci n con Brigham Young un hombre de ciencia deseoso de. mostrar la ignorancia del profeta le pregunt que cu ntos elementos b sicos hab a. Brigham Young contest que ni l ni el cientifico sab an por seguro pero que la. diferencia entre ellos dos era que el cientifico supon a que sabia En igual manera. aqui al principio de este libro deber amos decir que nuestro conocimiento sobre. las muchas y variadas operaciones del Esp ritu por m s que sepamos es muy. limitado Ilustrando ese punto Jos Smith dijo, Creemos que Dios ha creado al hombre con una mente que puede aprender. y con facultades que pueden crecer seg n el hombre ponga atenci n y acepte la luz. que el cielo comunica al intelecto y que mientras m s se acerca el hombre a la. perfecci n m s claro es su entendimiento y m s grande su gozo avanzando asi. hasta vencer todo mal en su vida y hasta perder todo deseo de pecar y como lo. hicieron algunos de los antiguos lograr ese grado de fe que lo puede envolver en el. poder y la gloria de su Creador y arrebatarlo para vivir con El Pero sabemos que. eso no se logra de un d a para otro el hombre tiene que ser instruido en el gobierno. y las leyes de ese reino grado por grado hasta que su mente pueda comprender la. justicia la igualdad la relevancia y la naturaleza de tan exaltada condici n History. of The Church 2 8, Ni el Salvador mismo trat de definir el proceso del crecimiento espiritual Pero. si dijo El viento sopla de donde quiere y oyes su sonido mas ni sabes de d nde. viene ni a d nde va asi es todo aquel que es nacido del esp ritu Juan 3 8. Aunque no podemos ver el viento podemos escuchar su sonido y podemos sentir. cuando nos empuja o nos golpea la cara a n asi no sabemos de d nde viene ni. ad nde va Esa fue la descripci n de Cristo del origen del despertamiento. espiritual Lo sentimos cuando nos da nimo y cuando erramos lo sentimos que nos. hiere la conciencia sin embargo no entendemos completamente de d nde viene o a. d nde nos lleva Como t no sabes cu l es el camino del viento o c mo crecen los. huesos en el vientre de la mujer encinta asi ignoras la obra de Dios el cual hace. todas las cosas Eclesiast s 11 5 Como se ha dicho en verdad la habilidad para. definir y explicar no es necesaria para sentir o saber. Asi es que cuando subimos la monta a de la fe y contemplamos el mundo. desde ese punto de vista nos embarga el panorama y nos sentimos humildes al. percibir el desafio de cimas todav a futuras, Esperamos que esta peque a obra sea de ayuda a los que quieran tomar ese.
EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. PUEDO SABER CON CERTEZA,Y ocurri que cuando oyeron esta voz. y percibieron que no era una voz de trueno,ni una voz de un gran ruido tumultuoso. mas he aqu era una voz apacible,de perfecta suavidad. cual si hubiese sido un susurro,y penetraba hasta el alma misma. Helam n 5 30, Hay dos principios en los que se fundamenta el contenido de este libro primero que podemos.
conocer la realidad de Dios y segundo que hasta cierto grado ya conocemos esa realidad aunque. estemos solo vagamente conscientes de ello Puede que esto suene raro pero sabemos m s de lo que. sabemos que sabemos Tai como lo testific Amulek sab a concerniente a estas cosas sin embargo. no quer a reconocerlas Alma 10 6 Fue Brigham Young quien dijo que la verdad de cada. revelaci n existe independientemente dentro de la misma revelaci n J D 9 149 El Presidente Mari n. G Romney explic que nadie queda justificado al rechazar las ense anzas del evangelio de Jesucristo. por el supuesto motivo de que no sabe que son verdaderas pues todo cuanto el Se or hace o dice. lleva dentro de s la evidencia de su veracidad y toda persona est divinamente capacitada para hallar. esa evidencia y saber por s misma que es verdadera C R abril de 1976 pp 120 121 Cristo mismo. lo testific, Dec a tambi n a la multitud Cuando veis la nube que sale del poniente luego dec s Agua. viene y as sucede, Y cuando sopla el viento del sur dec s Har calor y lo hace. Hip critas Sab is distinguir el aspecto del cielo y de la tierra y c mo no distingu s este. Y por qu no juzg is por vosotros mismos lo que es justo Lucas 12 54 57. Al recordarles a sus oyentes que poniendo atenci n a las se ales pod an predecir el tiempo. Jes s les pregunt por qu se negaban a discernir igualmente las se ales de los tiempos Les ense. que aun si no pod an ver las se ales de los tiempos si tan s lo prestaban atenci n a la luz que llevaban. dentro sabr an que El era el Mes as prometido, En este mundo todos nacemos con la luz de Cristo D y C 84 46 Esta luz es como una. br jula personal para que podamos saber como dijo Moroni con perfecto conocimiento el curso. que debemos tomar Moroni 7 15 16 Si no fuera por esa luz que se da a todos los hombres un Dios. justo no podr a responsabilizarlos de sus acciones porque el conocimiento debe preceder la. responsabilidad El hecho mismo de que Dios tiene a los hombres por responsables de sus acciones es. para nosotros una evidencia de que los hombres tienen la capacidad innata de distinguir entre el bien y. el mal entre la verdad y el error Por ejemplo Pablo dijo que los gentiles que no tienen ley hacen. por naturaleza lo que es de la ley mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones de modo. que su conciencia rige su conducta Romanos 2 14 15. Todos los hombres tienen la propensi n innata de adorar a Dios aceptar la verdad y vivir. rectamente a este deseo innato se le ha llamado el Esp ritu de verdad la luz de Cristo nuestra. conciencia o como lo llam el Presidente Kimball una Liahona personal C R octubre de 1976. pp 116 117 El prop sito de ese deseo innato es acercar a los hombres cada vez m s a la fuente de la. EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. luz Si lo hacen son guiados al mensaje del evangelio y a la aceptaci n del nuevo y sempiterno. convenio D C 84 46 48,Ampliando este principio Brigham Young dijo. Ni por un momento creo que ha habido un hombre o mujer sobre la faz de la Tierra desde los. d as de Ad n hasta hoy que no haya sido iluminado instruido y ense ado por las revelaciones de. Jesucristo Aun el pagano ignorante S todo ser humano de mente sana Estoy lejos de creer que a. los hijos de los hombres se les ha rehusado el privilegio de recibir el Esp ritu del Se or para. distinguir la verdad del error Sin importar cuales fueron las tradiciones de sus padres aquellos que. fueron honrados ante el Se or y vivieron rectamente seg n el mejor conocimiento que tuvieron. podr n entrar al reino de Dios Creo que los hijos e hijas de Ad n tuvieron ese privilegio y de ellos. descendi hasta todas las generaciones J D 2 139, Si por conversi n entendemos el adoptar o aceptar nuevas ideas o creencias hay relativamente.
pocos conversos dentro de la Iglesia Muchos se han convertido en el sentido de volverse a la rectitud. y la fe pero comparativamente pocos afirman haber cambiado en sus puntos de vista personales o. ideolog as Su experiencia se describe mejor como un despertar de los recuerdos del esp ritu Su as. llamada conversi n no consiste tanto en cambiar sino en reconocer o clarificar los sentimientos que. siempre tuvieron, Pocas personas por ejemplo ven a Dios como una esencia gaseosa que llena la inmensidad del. espacio aunque as lo han definido los credos religiosos Cuando los misioneros predican a un Dios. que es un Ser personal que tiene un cuerpo partes y pasiones que es un Padre amoroso a cuya. imagen fuimos creados literalmente quienes los escuchan responden invariablemente Siempre he. cre do eso Y efectivamente lo han cre do aunque difiera radicalmente del dogma de sus iglesias. Es significativo que en nuestras lecciones misionales damos por hecho la existencia de Dios Y. podr amos preguntarnos que justificaci n existe para que hagamos eso cuando esa creencia es el. fundamento de todo lo que ense amos La respuesta es sencilla dentro de toda alma est el. conocimiento innato de que Dios vive Todos tuvimos ese conocimiento antes de esta vida y aunque. nuestros recuerdos se han obscurecido al nacer ese conocimiento y esos sentimientos son herencia. natural de toda alma que viene a este mundo, Algunos de los primeros miembros de la Iglesia notaban enseguida las imperfecciones de Jos. Smith y por ello dudaban de su llamamiento prof tico El Profeta hab a tenido una educaci n formal. muy limitada y varios de sus seguidores mejor educados se cre an mejor calificados que l para. expresar en forma escrita las revelaciones El Se or que conoce el coraz n y la mente de los hombres. habl a los que se pensaban sabios y les dijo Vuestros ojos han estado sobre mi siervo Jos Smith. hijo y su lenguaje y sus imperfecciones hab is conocido y en vuestro coraz n hab is procurado. conocimiento para poder expresaros en lenguaje superior al suyo Esto tambi n lo sab is El Se or. os desafi entonces a buscar la menor de las revelaciones dadas a Jos Smith y nombrar al m s sabio. de entre ellos para que escribiera una igual Y haciendo m s extenso el desaf o el Se or invit a que. cualquiera de ellos que pensara que pod a hacer una semejante lo hiciera Si pod an hacerlo el. Se or dijo que entonces quedar an justificados al decir que no sab an que las revelaciones eran. verdaderas Pero si no pod an estaban bajo condenaci n si no testificaban de la veracidad de las. revelaciones recibidas por medio de Jos Smith D C 67 6 8. El Se or no ha revocado el desaf o Hoy d a cualquier persona que dude del llamamiento. prof tico de Jos Smith el Profeta o ponga en tela de juicio su propio testimonio de Jos Smith est. invitado a igualar sus obras con la promesa del Se or de que si puede hacerlo queda justificado en. retener sus dudas Mas si no puede igualar las obras del profeta escritor m s prol fico del mundo. entonces est bajo condenaci n si no testifica de la veracidad de estas cosas. No es casualidad que al dar testimonio casi siempre el Esp ritu del Se or desciende sobre la. persona confirm ndole que sus palabras son verdaderas As como la flor nace de la semilla del. EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE. testificar emana un testimonio Brigham Young ilustr ese principio con el siguiente relato. Una vez un hermano recientemente bautizado se encontraba de paso en una ciudad Cuando. se dieron cuenta que era morm n le pidieron que predicara y que les contara del profeta Este. hermano aunque conoc a personalmente a Jos Smith no ten a todav a la convici n de que era un. profeta En esa reuni n que estaba llena de gente ansiosa de oir al morm n este hermano se sinti. acorralado qu iba a decir de Jos Smith Pens en solo decir una oraci n y sentarse porque no. estaba seguro que pod a decir que Jos Smith era un profeta La situaci n era para l como estar frente. a un le n a quien ni pod a rodear ni brincar y lo nico era hacerle frente No pod a mencionar a Jos. Smith sin decir si era o no era un profeta Tan pronto como logr decir Jos lo que le sigui fue es. un profeta y a partir de ese momento se desat su lengua y sigui hablando casi hasta el anochecer. El Se or derrama su Esp ritu sobre el hombre que testifica lo que el Se or le da que testifique Desde. ese d a ese hermano jam s tuvo dificultad en decir que Jos era un profeta J D 6 280. El Se or les ha hablado a muchos que no han o do La historia de la conversi n de Oliverio. Cowdery es una ilustraci n interesante de este principio Mientras era maestro en la escuela de. Palmyra se enter de la obra de traducci n en la que Jos estaba ocupado en ese tiempo Para. entonces Jos y su esposa Emma se hab an visto forzados a huir a Harmony Pensilvania para poder. escapar de los intentos frecuentes de interrumpir la obra y robarle las planchas. Al enterarse del asunto Oliverio empez a reflexionar en l Sinti la impresi n de que tendr a. el privilegio de escribir para Jos y finalmente se decidi a ir a Harmony y ofrecerle sus servicios. History of Joseph Smith by His Mother p 139 El ofrecimiento de ayuda fue aceptado con gratitud. de parte de Jos Smlth y unos d as despu s de su llegada Oliverio ya estaba escribiendo las palabras. del Profeta A petici n de Oliverio Jos le pregunt al Se or sobre l En respuesta el Se or dijo. bendito eres por lo que has hecho porque me has consultado y he aqu cuantas veces o has hecho. has recibido instrucci n de mi Esp ritu D y C 6 14. EN BUSCA DEL DON CELESTIAL JOSEPH FIELDING McCONKIE En Busca del Don Celestial Joseph Fieiding McConkie Traducido al Espa ol por el Dr Arturo De Hoyos Editorial Zarahemla S A M xico D F 1988 CREDITOS El Autor queda agradecido a James A Moss su colega en la universidad de Brigham Young y a su hermano Mark McConkie por

Related Books