CORTE SUPREMA DE JUSTICIA Uniandes

Corte Suprema De Justicia Uniandes-Free PDF

  • Date:09 Jan 2021
  • Views:1
  • Downloads:0
  • Pages:33
  • Size:296.83 KB

Share Pdf : Corte Suprema De Justicia Uniandes

Download and Preview : Corte Suprema De Justicia Uniandes


Report CopyRight/DMCA Form For : Corte Suprema De Justicia Uniandes


Transcription:

ANTECEDENTES, 1 En la demanda repartida al Juzgado Primero Civil del. Circuito de Melgar Tolima se pidi declarar civilmente responsables a los. demandados por los perjuicios causados al demandante en accidente de. tr nsito y condenarlos a pagar las sumas indicadas con correcci n. monetaria e intereses corrientes desde la fecha del suceso hasta la de. condena as como costas,2 F ndase el petitum en los siguientes hechos. a El 18 de junio de 1999 en la llamada Curva de los. Conejos de la carretera Melgar Bogot D C el cami n de servicio p blico. marca Chevrolet modelo 1993 y placas SRC 511 propiedad del. demandante conducido por Fabio Sanabria de manera correcta y normal. por su v a fue chocado violentamente por otro de servicio p blico modelo. 1970 placas VZE 056 manejado por Libardo Ar valo Vargas cuyo due o. es William Su rez Valero y est afiliado a la transportadora Osper Ltda. b El conductor del veh culo con placas VZE 056 obr con. impericia e imprudencia marchaba a alta velocidad invadi el carril por el. cual transitaba el otro tom una curva forzada y no tuvo en cuenta que la. v a estaba mojada, c Mediante resoluci n 059 del 1 de octubre de 1999 el. Instituto Departamental de Tr nsito y Transportes del Tolima Unidad. Regional 4 declar responsable del accidente a Libardo Ar valo Vargas. 3 Trabada la litis los demandados al protestar el petitum. propusieron la excepci n denominada inexistencia de relaci n de. causalidad entre el da o y la culpa y la innominada. 4 El demandado William Su rez Valero present, demanda de mutua petici n solicitando declarar civilmente responsable al. demandante principal de los perjuicios materiales causados al colisionar el. veh culo de su propiedad con ocasi n del accidente de tr nsito condenarlo. a pagar las sumas expresadas con correcci n monetaria inter s corriente. bancario y costas por los siguientes hechos, a En la citada fecha y lugar el veh culo propiedad de.
William Su rez Valero cuando transitaba normalmente fue chocado por. el perteneciente a Melquisedec Buitrago Torres y le caus da os. b El examen de alcoholemia practicado a Libardo Ar valo. Vargas conductor de su veh culo fue negativo,c Fabio Sanabria quien conduc a el veh culo de. Melquisedec Buitrago Torres viol los reglamentos de tr nsito terrestre. actu con imprudencia e impericia en estado de cansancio y embriaguez. seg n demuestra su reconocimiento entre evidente y dudoso y por. quedarse dormido, d El Juzgado Penal Municipal de Melgar absolvi de todos. los cargos a Libardo Ar valo Vargas,e Las versiones rendidas por Fabio Sanabria en el. Informe de Accidente ante el Juzgado Penal Municipal de Melgar y en la. Unidad Regional 4 del Instituto Departamental de Tr nsito y Transporte del. Tolima no encajan en la realidad y tienen sus contradicciones. 5 El demandado en reconvenci n se opuso a las,pretensiones y no formul excepciones. 6 El juzgado declar infundadas las excepciones de los. demandados principales deneg las pretensiones de su demanda de. reconvenci n los declar civilmente responsables de los da os al veh culo. propiedad del demandante principal y los conden a pagar una suma e. intereses desde el accidente hasta su cancelaci n y costas. 7 El Tribunal al decidir la apelaci n interpuesta por los. demandados confirm la providencia recurrida e impuso costas del recurso. LA SENTENCIA IMPUGNADA, 1 Tras sintetizar el petitum y causa petendi de las.
demandas la actuaci n procesal el fallo de primera instancia y la. apelaci n hall los presupuestos procesales ausente cualquier nulidad. refiri al r gimen normativo criterios jurisprudenciales en torno a los. elementos estructurales de la responsabilidad civil extracontractual. particularmente por actividades peligrosas y en especial trat ndose de las. concurrentes para puntualizar que e n el caso presente el accidente de. tr nsito se present en el ejercicio de una actividad igualmente peligrosa. entre dos automotores de carga pesada tracto cami n que por su ndice. de peligrosidad la controversia judicial debe ser analizada para los efectos. probatorios a la luz de lo previsto en el art culo 2341 del C digo Civil y no. de lo consagrado en el art culo 2356 ib dem en raz n a que en estos casos. la mutua presunci n de culpa de los conductores al desaparecer debe ser. probada por cada uno de los agentes fl 22 cdno 10 y luego de tener. demostrada la legitimaci n en la causa activa y pasiva pas a analizar los. mencionados presupuestos en el caso, 2 Apoyado en el informe del accidente de tr nsito del. agente Rub n Dar o Forero la versi n de Fabio Sanabria conductor del. tractocami n de placas SRC 511 ante el Instituto Departamental de Tr nsito. y Transporte del Tolima la decisi n sobre responsabilidad adoptada por el. Inspector de Tr nsito de la Unidad Regional 4 del mismo Instituto el acta. de la audiencia de juzgamiento del Juzgado Penal Municipal de Melgar y los. testimonios recibidos en este proceso a Fabio Sanabria y Ernesto Villalobos. Pedreros concluy que salta a la vista en forma inequ voca que quien. verdaderamente dio lugar a que la colisi n de los dos automotores se. presentara fue el conductor de la tracto mula azul de placas VZE 056 se or. Libardo Ar valo Vargas en primer lugar porque a pesar del estado h medo. de la v a por la llovizna que se estaba presentando en esos momentos no. tuvo el suficiente cuidado de conducir el automotor a una menor velocidad. en segundo lugar porque al venir sin carga y entrar a la curva existente en. el sector del accidente a alta velocidad muy seguramente perdi el control. del automotor y con la parte trasera del tr iler impact por el lado. izquierdo la mula que se desplazaba en sentido contrario porque como el. mismo se or Ar valo lo deja consignado en el informe del accidente al. coger la curva se le ronce el tr iler es decir el conductor de la tracto. mula azul fue negligente e imprudente en la conducci n de su automotor. ultimando que e n este orden de ideas no queda el menor asomo de duda. que en este caso se encuentra debida y plenamente acreditado el elemento. c ulpa en cabeza del conductor del automotor de placas VZE 056 de. propiedad del se or William Su rez V fl 28 cdno 10. 3 Enseguida con el dictamen pericial consider probados. los da os materiales el da o emergente y el lucro cesante asociados al. veh culo propiedad de Melquisedec Buitrago Torres cuyo monto indic. 4 A continuaci n fundado en la falta probativa de los. hechos sustent culo de la reconvenci n estim acertada su denegaci n al. tenor de los art culos 174 y 177 del C digo de Procedimiento Civil y 1757. del C digo Civil fl 31 cdno 10 tambi n la excepci n denominada. inexistencia de relaci n de causalidad entre el da o y la culpa. 5 Por tales razones confirm el fallo apelado y conden. en costas a los recurrentes,LA DEMANDA DE CASACI N. Contiene tres cargos a cuya decisi n se procede,CARGO PRIMERO. 1 Por la causal primera de casaci n consagrada en el. art culo 368 del C digo de Procedimiento Civil acusa la sentencia de. quebrantar los art culos 2341 2342 2343 2356 1613 1614 y 1757 del. C digo Civil 174 177 183 185 y 187 del C digo de Procedimiento Civil. por indebida aplicaci n a causa de error en derecho. 2 Memora el casacionista la sentencia de 31 de agosto. de 1954 proferida por esta corporaci n para reclamar el r gimen de la. responsabilidad objetiva por tratarse de actividades peligrosas por el riesgo. creado por quien las ejerce para las dem s personas de la cual s lo es. posible exonerarse acreditando un elemento extra o esto es la fuerza. mayor o el caso fortuito la intervenci n de la v ctima o la de un tercero. 3 Plantea el recurrente en concurrencia de estas, actividades la aplicaci n del art culo 2356 del C digo Civil y en su caso las. normas jur dicas existentes sobre la actividad concreta hip tesis en las. cuales para definir la responsabilidad el juzgador debe precisar en forma. objetiva la incidencia de las conductas del demandado y de la v ctima en la. causaci n del da o, 4 A juicio del censor la indebida aplicaci n del art culo.
2341 del C digo Civil condujo al fallador de segunda instancia a colegir no. solamente la culpa del demandado Libardo Ar valo sino los da os. materiales reclamados por el demandante y d onde hubiera aplicado el. art culo 2356 del C digo Civil habr an prosperado la excepci n propuesta. por culpa de la v ctima he sic igualmente la demanda de reconvenci n. fl 40 cdno Corte,CONSIDERACIONES, 1 En lo ata edero a la responsabilidad civil en general y. en particular a la derivada de actividades peligrosas de antiguo plant ase. la interrogaci n concerniente a la exacta determinaci n del criterio de. imputaci n cuesti n en torno a la cual existen diversas opiniones en los. ordenamientos la doctrina y la jurisprudencia al punto de prohijar algunos. la cl sica tesis de la responsabilidad subjetiva ya por culpa probada ora. presunta otros la responsabilidad objetiva por el riesgo o peligro que su. ejercicio entra a para la comunidad m s all del cotidiano usual corriente. u ordinario e incluso la imputaci n objetiva Objektive Zurechnungslehre. sin reducirse a indagar la imputaci n causal o f sica de un resultado lesivo a. la conducta del sujeto sino en autorizadas voces comprensiva del factor. normativo de atribuci n por crear un riesgo jur dicamente desaprobado. concretado en el resultado por la inobservancia de deberes generales. negativos o especiales positivos seguridad protecci n salvamento. creaci n asunci n elevaci n y exposici n al riesgo injerencia confianza. prohibici n de regreso autoresponsabilidad autoprotecci n dominio etc. apreciados diacr nicamente seg n el desarrollo alcanzado status rol y. posici n de garante de la persona en concepci n social din mica del. comportamiento exigible a cada individuo en su mbito de competencia y. posici n imput ndole el resultado lesivo al defraudar la sociedad con la. conducta contraria a las expectativas sociales esperadas G Jakobs. Theoretische Grundlagen der objektiven Zurechnung ZStW 105 1993 pp. 128 ss materia sta en la cual avizor la Corte desde 1937 citando a. Louis Joserrand la verdad de ayer no es la de hoy y sta a su turno. deber ceder su puesto a la de ma ana XLV p 420 cas civ sentencia. de 30 de septiembre de 2002 SC 192 2002 7069, En torno a la precedente problem tica la Corte de vieja. data por su potencialidad natural intr nseca y en grado sumo da ina sit a. la responsabilidad derivada de la conducci n de automotores en la actividad. peligrosa regida no por el art culo 2341 del C digo Civil sino por e l. art culo 2356 ib dem que mal puede reputarse como repetici n de aqu l ni. interpretarse en forma que ser a absurda si a tanto equivaliese XLVI p g. 215 y el cual en sentido estricto e xige pues tan s lo que el da o. pueda imputarse nica exigencia como base o causa o fuente de la. obligaci n que enseguida pasa a imponer cas civ sentencia de 14 de. marzo de 1938 XLVI 211 217 por cuya letra y esp ritu tan s lo. se exige que el da o causado pueda imputarse para que ese hecho. da oso y su probable imputabilidad al agente contraventor constituya la. base o fuente de la obligaci n respectiva cas civ sentencias de 18 y 31. de mayo de 1938 XLVI pp 516 y 561, Empero la responsabilidad por actividades peligrosas. comprende hip tesis diferenciales por su clase o tipo y puede estar adem s. regulada por normas singulares en atenci n a su naturaleza contenido y. proyecci n como advirti la jurisprudencia de esta Corporaci n y reiter. m s recientemente, la conducci n de automotores ha sido calificada por la. jurisprudencia inalterada de esta Corte como actividad. peligrosa o sea aqu lla que aunque l cita es de las que. implican riesgos de tal naturaleza que hacen inminente la. ocurrencia de da os G J CXLII p g 173 reiterada en. la CCXVI p g 504 considerada su aptitud de provocar un. desequilibrio o alteraci n en las fuerzas que de ordinario. despliega una persona respecto de otra sentencia de. octubre 23 de 2001 Exp 6315 su apreciable intr nseca y. objetiva posibilidad de causar un da o cas civ 22 de. febrero de 1995 exp 4345 o la que debido a la, manipulaci n de ciertas cosas o al ejercicio de una conducta.
espec fica que lleva nsito el riesgo de producir una lesi n o. menoscabo tiene la aptitud de provocar un desequilibrio o. alteraci n en las fuerzas que de ordinario despliega una. persona respecto de otra como recientemente lo registr. esta Corporaci n en sentencia de octubre 23 de 2001. expediente 6315 cas civ sentencia de 16 de junio de. 2008 SC 052 2008 exp 47001 3103 003 2005 00611,An logamente fallos constitucionales acent an el. car cter riesgoso del tr nsito vehicular los riesgos. importantes del transporte terrestre la regulaci n rigurosa. del tr fico automotor sentencia C 523 de 2003 la, particular actividad de peligro del tr nsito automotriz. rodeado de riesgos por representar una causa importante. de mortalidad y de da os en las sociedades modernas. sentencias T 258 de 1996 C 309 de 1997 y C 066 de,1999 y generar riesgos que imponen deberes de. seguridad sentencia SU 1184 de 13 de noviembre de, En igual sentido la Ley 33 de 1986 art culos 115 y 116. modificatorios de los art culos 259 y 260 del Decreto Ley. 1344 de 1970 declarados exequibles por la Sala Plena de la. Corte Suprema de Justicia en sentencia de 29 de enero de. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA SALA DE CASACI N CIVIL Magistrado ponente WILLIAM NAM N VARGAS Bogot D C tres 3 de noviembre de dos mil once 2011 Discutida y aprobada en Sala de diez 10 de octubre de dos mil once 2011 Referencia 73449 3103 001 2000 00001 01 Se decide el recurso de casaci n interpuesto por William Su rez Valero respecto de la sentencia de 27 de junio de 2008

Related Books