Analyse Freudienne Presse en espa

Analyse Freudienne Presse En Espa-Free PDF

  • Date:28 Jun 2020
  • Views:4
  • Downloads:0
  • Pages:118
  • Size:997.56 KB

Share Pdf : Analyse Freudienne Presse En Espa

Download and Preview : Analyse Freudienne Presse En Espa


Report CopyRight/DMCA Form For : Analyse Freudienne Presse En Espa


Transcription:

Analyse Freudienne Presse en espa ol,NEUROSIS PSICOSIS Y PERVERSI N. PSICOPATOLOG A ANTICUADA O LTIMO,BASTI N PARA LA DEFENSA DEL SUJETO DEL. INCONSCIENTE,Agradecimientos, Expresamos nuestra gratitud a la artista Andrea Rom n por permitirnos la. reproducci n gratuita de su obra El mundo de los otros para la portada de esta. Dise o de portada,Ignacio S enz Gracia,Manuel Ferreiras. Analyse Freudienne Presse en espa ol, Revista de la Asociaci n An lisis Freudiano Analyse Freudienne.
Co responsables de este n mero de AF Presse,Catherine Delarue y Monique Masson. Responsables de la traducci n y edici n de este n mero en espa ol. Laurent Ballery Jos Luis C ceres Mar a Cruz Estada Roque Hern ndez Lola. Monle n Margarita Moreno Paz S nchez, Comit de redacci n de la revista Analyse Freudienne Presse. Marie Claude Ba etto Fran oise Crozat Serge Granier de Cassagnac Chantal Hagu. Brigitte Hamon Roque Hern ndez Anna Konrad Jean Jacques Leconte Robert L vy. Mercedes Moresco Marie France Osterero Carol Watters. Directores de la Publicaci n,Jacquemine Latham Koenig y Radjou Soundaramourty. Corresponsales, Dona Bentolila Miami Estados Unidos Celia Calvo Montevideo Uruguay Liliana. Donzis Buenos Aires Argentina Mar a Cruz Estada Madrid Espa a Noberto. Ferreyra Buenos Aires Argentina Norberto Ferrer Barcelona Roque Hern ndez. Alicante Espa a Eric Moreau Valpara so Chile Enrique Rattin Montevideo. Uruguay Sergio Rodr guez Buenos Aires Argentina Anabel Salafia Buenos Aires. Argentina Laura Vaccarezza Barcelona Espa a Isidoro Vegh Buenos Aires. Argentina Diana Voronovsky Buenos Aires Argentina,Palabras Previas p 5.
Introducci n p 6,Robert L vy, DISCURSO ESTRUCTURA Y SEMIOLOG A NO SIN TRANSFERENCIA. Introducci n p 12,Serge Granier de Cassagnac y J elle Toubiana. De lo imposible en la nominaci n p 13,Radjou Soundaramourty. El discurso del sujeto y la idea de un progreso p 21. Michel Ferrazzi,Estructuras cl nicas o posiciones subjetivas p 26. N stor Braunstein,La ciencia de las estructuras como basti n p 37.
Galo Eldelstein, Exilios y retornos del sujeto en la estructura p 44. ric Moreau,LA ESTRUCTURA EN NI OS Y ADOLESCENTES,Introducci n p 50. Laurent Ballery e Isabel Cerd n,De la a estructura a una estructura sin a p 52. Graciela C Cresp n,No hay fijeza de la estructura en el ni o p 57. Robert L vy,La escucha anal tica y las estructuras p 66.
Anna Konrad,La piel que habito p 71,Donna Redmond,PATOLOG AS DEL ACTO. Introducci n p 79,ric Moreau y Jos Luis C ceres,Espacio y psicosis p 80. El cuerpo ltimo basti n p 88,Mar a Cruz Estada,APR S COUP DI LOGO CON AF PRESSE. A prop sito de Frida Kahlo pintura y real del cuerpo p 101. Chantal Hagu,El s ntoma el cuerpo y lo real p 109,Marie Claude Ba etto. PALABRAS PREVIAS, Laurent Ballery Jos Luis C ceres Mar a Cruz Estada Roque Hern ndez Lola.
Monle n Margarita Moreno Paz S nchez, Frente al actual estallido de s ntomas que como micropart culas ocupan todos los. espacios cl nicos y sociales atentando contra la subjetividad frente a la proliferaci n de. trastornos que acompa an al ser humano desde el nacimiento detectados ahora. tempranamente hasta la vejez con diferentes tipos de demencias pareciera que la. sencillez de las tres estructuras de la psicopatolog a psicoanal tica es poco sabia y. desde luego poco cient fica, Partiendo de este legado los trabajos presentados en este segundo n mero de Analyse. Freudienne Presse en espa ol correspondiente al n mero 24 de Analyse Freudienne. Presse avanzan propuestas de una psicopatolog a no r gida permeable entre. estructuras tomando tambi n las elaboraciones lacanianas de los cuatro discursos y el. nudo borromeo apuntando al Sinthome como soluci n subjetiva a los diferentes modos. de organizaci n sean stos psic ticos o no, En este n mero no s lo se incluyen trabajos del n mero 24 de Analyse Freudienne. Presse traducidos sino tambi n otros que sobre el tema de ese a o Neurosis Psicosis. y Perversi n Psicopatolog a anticuada o ltimo basti n para la defensa del sujeto del. inconsciente fueron presentados en Jornadas realizadas en los diversos pa ses en que. An lisis Freudiano est presente, Por otro lado a partir de este segundo n mero hemos creado el apartado Apr s coup. Di logos con AF Presse en el que recuperamos art culos de revistas anteriores que por. su inter s y proximidad con el tema de la revista nos parec a oportuno ponerlos a. dialogar con el tema de este n mero,Introducci n1,Robert L vy.
El pasaje de la estructura al discurso nos asegurar a poder salir de la psicopatolog a. Y cu les ser an las consecuencias para el sujeto, Nos gustar a retomar las conclusiones provisionales en las que nos quedamos en. especial tras el intento de Philippe Woloszko de escribir un discurso relativo al obsesivo. Ese pasaje de la estructura al discurso parece presentarse en efecto como una. posibilidad de dejar de recurrir a la psicopatolog a. Pero debemos tambi n reconocer que ese pasaje reduce en cierta forma el alcance. subversivo de la hist rica del discurso hist rico ya que como se alamos en nuestro. ltimo seminario si bien la hist rica puede destituir a un amo consistente no puede. destituir el flujo capitalista de lo que se deduce que incluso es posible que hoy el. discurso hist rico se encuentre limitado para girar con los otros tres discursos a partir. del momento en que el amo ya no asegura la funci n que encarnaba anteriormente. Entonces para qu salir del psicopatologismo si no es para dejar de lado la. clasificaci n psiqui trica que de mantener las mismas denominaciones lastra. literalmente al psicoan lisis con t rminos que remiten a obst culos epistemol gicos. insoslayables, En efecto en nuestras consultas no encontramos estructuras cl nicas sino. posiciones subjetivas que se pronuncian que ante todo se enuncian en forma de. Hoy m s que nunca como psicoanalistas tenemos la responsabilidad de afirmar las. teor as psicoanal ticas y sus contribuciones frente a otras ciencias a las religiones a. las filosof as y otros campos, Freud construy un concepto llamado metapsicolog a opuesto al alma y a la. conciencia filos fica de la psique que Lacan complet evacuando definitivamente. cualquier sujeto filos fico del psicoan lisis desontologiz ndolo y abriendo con ello la. v a al sujeto del inconsciente, En primer lugar una peque a indicaci n sobre la noci n de sujeto. En lo que respecta a la dimensi n del sujeto con Lacan pasamos de la sociedad a la. familia y de la familia al espejo antes de identificar m s adelante a n el lenguaje como. lugar propio del inconsciente En la medida en que la relaci n del sujeto consigo mismo. es una relaci n consigo mismo en tanto que es otro este sujeto es un sujeto social. debido a una deficiencia interna que lo aboca a esta empresa. Introducci n presentada durante la apertura del congreso anual de la Asociaci n celebrado en el. Instituto Protestante de Teolog a en Par s el 1 y 2 de octubre de 2016. El sujeto es en s mismo efecto de este campo que lo rodea por todas partes A partir de. la posguerra y con la obra de L vi Strauss Lacan dispone de los ingredientes. necesarios para poder plantear la anterioridad y la determinaci n indispensable para la. presencia de una cultura como sistema de clasificaci n combinatoria. Esta combinatoria es la que permite extraer de la naturaleza elementos emp ricos para. disponerlos en una segunda naturaleza y asignar as un lugar y una funci n a los. individuos Sin embargo no por ello es conferido a esos mismos individuos un lugar ni. siquiera un estatuto de sujeto En este punto es en lo que Lacan se diferencia de L vi. Strauss ya que para el primero esta elaboraci n del sujeto solo se lleva a cabo. definitivamente mediante el lenguaje Y la ling stica es decir la obra de Saussure. aportar a partir de ah las leyes de funcionamiento de estos sistemas y por. consiguiente del propio sujeto, As pues es el sujeto quien finalmente parece ser el verdadero objeto del psicoan lisis.
o al menos esa es la definici n que dar Lacan de ello en el seminario XI El objeto del. psicoan lisis es el sujeto no tomado como objeto frente a un observador neutro sino. s lo como pudiendo ser objeto de un trabajo dentro de una relaci n una estructura en la. que el psicoanalista es parte interesada 2 El objeto del psicoan lisis suscita pues. directamente la pregunta Cu l es el deseo del analista 3. Y no por ello habremos acabado con el sujeto ya que se habla de ello a diestro y. siniestro y nuestra confusi n va en aumento cuando pasamos al sujeto humano y a lo. que ocurre en nuestro mundo Debemos pues rendirnos a la evidencia esta noci n es. al mismo tiempo la herramienta m s til si se emplea correctamente y la fuente de los. mayores conflictos actuales por no decir la fuente de las mayores guerras Citaremos. con gusto a Alain Ehrenberg4 quien nos se ala que el sujeto es la fuente de un conflicto. que divide a los mismos psicoanalistas conflicto que tiene que ver con las relaciones. entre las transformaciones de la psicopatolog a y las de la vida social conflictos de. interpretaci n del psicoan lisis y su parte de ficci n relaciones tormentosas del. psicoan lisis con las ciencias ya sean las neurociencias o la evaluaci n cient fica de los. tratamientos psicoterap uticos, No podemos obviar que una de las bases m s s lidas de esta guerra contra el sujeto del. inconsciente es el libro de Charles Melman sobre la nueva econom a ps quica en el. que se puede leer en especial He aqu a n un rasgo de la nueva econom a ps quica. ya no hay divisi n subjetiva el sujeto ya no est dividido Es un sujeto en bruto un. sujeto entero compacto no dividido 5, Como nos dijo Freud en 1923 El psicoan lisis es un procedimiento verfahren m dico. que tiende a la curaci n de ciertas formas de nerviosidad neurosis por medio de una. t cnica psicol gica, J Lacan Seminario XI Los cuatro conceptos fundamentales del psicoan lisis Paid s Barcelona 1987. A Ehrenberg revista Esprit noviembre 2004 p 75, C Melman L homme sans gravit Jouir tour prix Entretiens avec Jean Pierre Lebrun Deno l Paris. El psicoan lisis se ve de nuevo confrontado con esta pregunta es acaso terap utico. Y de serlo con qu aparato semiol gico detecta sus patolog as para curarlas. Cuesti n tanto m s crucial cuanto que una serie de nuevas terap uticas tales como la. EMDR6 la hipnosis y otras TCC terapias cognitivo conductuales son certificadas. oficialmente por las Altas Autoridades de la Salud HAS lo cual es algo sin precedente. en la historia, Creemos que esta es una cuesti n de la que no podemos desentendernos cuesti n.
que en el fondo no es tan reciente incluso que lleva existiendo desde el descubrimiento. del psicoan lisis Y sin embargo en lo que a nosotros respecta qu hacer con este. embarazoso problema de la dimensi n terap utica de las curas visto que no podemos. dejar de constatar que nuestros pacientes no acaban sus tratamientos de la misma. manera que los empezaron, A qu se debe entonces ser tan tibios en este aspecto cuando sabemos que por. ejemplo con los ni os peque os podemos modificar el devenir de una existencia. patol gica en unas pocas sesiones y que con los dem s pasa lo mismo en modalidades. cronol gicas distintas claro est, Por cierto Freud nunca se apart de esta dimensi n incluso orient la trasmisi n de su. descubrimiento a partir de este aspecto abiertamente terap utico del psicoan lisis. evitando no obstante cualquier tipo de furor sanandi. Sin embargo hoy en d a se plantea preguntas que est n estrechamente ligadas a las. cuestiones de estructura, Podemos considerar que el fen meno religioso es del orden de la neurosis. El t rmino de neurosis hist rica sigue estando adaptado a nuestra. concepci n del sujeto del inconsciente,A las que se a aden. La cuesti n de la singularidad como construcci n dir amos m s concretamente. como posible construcci n delirante, La idea de que el significante en un contexto delirante pueda funcionar como.
Est tambi n la cuesti n de la puesta en acto del significante o m s concretamente del. pasaje al acto como metonimia en las psicosis, Las cuestiones anteriores nos podr an permitir continuar con nuestras preguntas sobre. la dimensi n del acto durante los violentos sucesos a los que asistimos en Par s en. Eye Movement Desensitizacion and Reprocessing Terapia por los ojos para apaciguar lo mental. m todo fundado por la psic loga americana Francine Shapiro. As pues el psicoan lisis ha tenido y tendr una dimensi n eminentemente pol tica. siempre que siga remiti ndose al sujeto del inconsciente. De qu nos habla Freud sin cesar si no es de los efectos de lo real en la cl nica en y a. trav s de la palabra efectos que no pueden describirse seg n la modalidad habitual de. cuantificaci n de las teor as cient ficas cl sicas Resultar a mucho m s f cil por. ejemplo poner una etiqueta de ataque de p nico y recetar. Para el psicoan lisis lo que vienen demandando los pacientes a trav s de sus s ntomas. no puede ser refutado de un plumazo y nicamente con una prescripci n Se trata de. suponer que en toda palabra existe una parte de real y que los s ntomas en tanto. objetos que remiten a construcciones de objetos distintos e irreductibles revelan una. gran multiplicidad de reales que se deben tomar uno por uno para cada sujeto Esto es. precisamente lo que la ciencia no puede tener en cuenta. Tambi n para el psicoan lisis el diagn stico tiene su importancia en la conducci n de la. Analyse Freudienne Presse en espa ol N 2 2019 concepci n del sujeto del inconsciente A las que se a aden La cuesti n de la singularidad como construcci n dir amos m s concretamente como posible construcci n delirante La idea de que el significante en un contexto delirante pueda funcionar como signo Est tambi n la cuesti n de la puesta en acto del significante o

Related Books