Acerca de Animales

Acerca De Animales-Free PDF

  • Date:13 Oct 2020
  • Views:0
  • Downloads:0
  • Pages:9
  • Size:608.70 KB

Share Pdf : Acerca De Animales

Download and Preview : Acerca De Animales


Report CopyRight/DMCA Form For : Acerca De Animales


Transcription:

Acerca de Animales,un relato de Jaulas de aire, En la ciudad de Enea la Erradicaci n Total por fin es un hecho ya no. queda ni un animal ni una planta en toda la metr poli La gente se lanza. a celebrarlo a las calles pero justo en ese momento Enea ve un gato. entre las piernas de la gente un gato que nadie m s parece ver l un. adolescente inadaptado del que todos se burlan porque muestra inter s. por lo poco que conoce de un entorno natural ya desaparecido se. embarca en una loca carrera para encontrar al animal m s all de la. c pula protectora de la ciudad Solo una vez fuera en plena. Incivilizaci n Enea descubrir que lo que realmente ha estado buscando. es otra cosa, Estas y otras posibilidades de futuro se plantean en Jaulas de aire el. libro al que pertenece Animales y que a trav s de diez historias de. ciencia ficci n dist pica habla de las c rceles intangibles en las que. vivimos ya sea por nuestras propias creencias o por lo que nos impone el. entorno En cada uno de los relatos los personajes se ven abocados en. uno u otro momento a enfrentarse con aquello que consideraban. inmutable a mirarse en un espejo imaginario y hacerse la inevitable. pregunta qui n soy,Acerca de la autora,Arantxa Rochet Madrid 1979 es periodista y. Durante los a os de la universidad se centr m s en. la poes a y el periodismo que en la narrativa y fue. aceptada dentro del programa de la Red de Arte,Joven de la Comunidad de Madrid para fomentar su. obra literaria y ofrecer recitales po ticos en espacios. culturales de referencia de Madrid caf s literarios. como El Despertar o Libertad 8 en bibliotecas,p blicas y festivales solidarios En 2003 qued.
finalista del concurso de poes a De Amore, organizado por la editorial Lumen y particip en la antolog a 23 poetas y. un DNI de El Sornabique LF ediciones, Continu con su participaci n en la vida cultural madrile a a trav s de. los recitales y con la colaboraci n en varias revistas literarias hasta que. en 2011 decidi retomar la narrativa de la mano del M ster de Narrativa. de Escuela de Escritores IV Promoci n donde escribi el libro de. relatos Jaulas de aire todav a in dito al que pertenece Animales. Arantxa Rochet Jaulas de aire 2, Las pantallas de la esfera protectora iluminaron la ciudad como si. hubiera salido un nuevo sol La Erradicaci n Total por fin era un. hecho Todos los habitantes de la metr polis salieron a las calles. Giraban sus cuellos hacia arriba para seguir atentamente la. noticia en las pantallas, Enea al escuchar el alboroto se asom a la apertura de su. recept culo Las paredes de la c pula as encendidas parec an. estar apenas a unos metros Las proyecciones se suced an en. breves intervalos una paloma una hormiga una mariposa de alas. naranjas y negras una palmera tan gorda y con tan pocas hojas. que parec a m s bien una pi a gigante, El chico se estremeci un poco y abri a n m s sus ya de.
por s grandes ojos C mo impresionaban los espec menes vistos. as ocupando todo el cielo El tumulto de la gente en la avenida. principal resultaba ensordecedor pero el grito agudo de un. hombre se elev por encima del resto cuando una cucaracha. apareci en las pantallas Era la ltima Solo despu s de haber. hecho un recorrido por todas las cucarachas capturadas los a os. precedentes las im genes dieron paso a una presentadora muy. seria Este ltimo esp cimen se hab a localizado en el Distrito. Oeste de Nivel 2 muy cerca de las paredes de la esfera protectora. Los gritos esta vez de j bilo de los pobladores de la ciudad casi. silenciaron a la locutora Se contagiaron en el aire las risas y. alguien lanz globos de colores al cielo, Enea dej que sus ojos se perdieran con el movimiento de. los globos Despu s descendi la vista de nuevo hacia la calle. Entre las piernas de la gente hab a algo que se mov a Se deslizaba. con sigilo Con demasiado sigilo Nadie parec a verlo Mujeres y. hombres continuaban concentrados en la noticia Sus caras. vueltas hacia arriba reflejaban alegr a victoria Y mientras algo. peque o y peludo se desplazaba r pidamente a sus pies. Enea sigui con la mirada el movimiento del animal, Desapareci de su vista en un par de ocasiones oculto por los. cuerpos Pero al fin sali del tumulto, No era posible Un gato Justo el d a del anuncio de la. Erradicaci n Total Nunca antes hab a visto un mam fero. directamente No no era posible Pero ah estaba El esp cimen se. qued quieto un instante lo suficiente como para elevar la cabeza. y mirar directamente hacia donde Enea asomado observaba Sus. Arantxa Rochet Jaulas de aire 3, ojos reflejaron la luz de las pantallas Entonces sali corriendo y se. perdi de vista en el bosque de columnas met licas, Enea se qued un instante apoyado en el marco de la.
apertura mientras respiraba agitadamente el aire dulce del humo. de las velocinas Un gato Un mam fero Un cosquilleo atraves. su largo cuerpo adolescente de arriba abajo C mo habr a. logrado que nadie lo detectara De pronto se sobresalt Se gir y. comprob que el coleccionador donde guardaba los restos de. varios insectos segu a all sobre la mesa flotante Hab a. interrumpido su tarea al escuchar el tumulto y se maldijo por el. despiste Podr a haber entrado su madre y haberlo visto Por. suerte eso no hab a sucedido Se acerc y observ uno de los. tarros donde un mosquito de apenas del tama o de una u a. reposaba muerto Qu insignificante Ese gato Eso s que era un. animal de verdad Era la primera vez que ve a algo as La. primera El coraz n le lat a con tanta fuerza que temi que su. madre lo escuchara desde el recept culo colindante Se acerc al. coleccionador lo cerr con clave y sali a la calle Encontrar a al. El chico atraves la masa de gente que abarrotaba la. avenida Segu a extasiada ante las im genes de todos los animales. y plantas erradicados en los ltimos a os Un escaramujo con sus. frutos rojos apareci en las pantallas y se escuch otro grito. Enea avanz a peque os saltos por el compacto suelo de. hormig n alej ndose de la multitud Apret el paso para llegar al. bosque de columnas met licas Sobre las aceras varios rboles de. pl stico extra an el CO2 del aire y lo devolv an en forma de. ox geno El chico toc las hojas con los dedos, Qu lib lula te gusta no le hab a gritado a Enea un. compa ero de clase la semana anterior mientras golpeaba con los. nudillos el tronco de uno de aquellos rboles Aunque seguro que. te gustaban a n m s los de la Incivilizaci n con esas hojas que se. caen continuamente al suelo y se pudren Porque a los insectos les. gustan los rboles no es cierto chicos, El resto de compa eros del grupo se hab a comenzado a. re r mientras produc an zumbidos con la boca y empezaban a. agitar los brazos de arriba abajo como si volaran, Pero lo cierto es que Enea no pod a decir si le gustaban m s. los rboles de la Incivilizaci n o no Solo hab a visto una vez una. hoja de verdad Era peque a y estaba casi yerma tendida sobre el. cemento de un patio Ten a la forma de la palma de una mano. cuyos dedos al secarse se hubieran retorcido hacia dentro para. morir con el pu o cerrado Enea cogi la hoja sin que nadie lo. viera y se la meti en el bolsillo Cuando lleg a su recept culo. solo era un mont n de migas A n conservaba un leve olor a. cart n mojado Le hab a parecido hermosa incluso as cuando ya. solo era polvo Entonces hab a apretado los ojos con fuerza para a. Arantxa Rochet Jaulas de aire 4, continuaci n tirar con un golpe de mano los restos de la hoja al. suelo Los pisote hasta que el agotamiento le hizo llorar Solo. cuando se hubo calmado los recogi y los meti en un tarro de. cristal de su coleccionador,Nunca m s hab a vuelto a ver una hoja Por donde.
caminaba ahora tampoco hab a ya La calle de hormig n se. extend a hacia delante como una l nea en una pizarra Enea. continu andando mientras miraba de reojo hacia los lados por. si alguien se fijaba en l El pecho le sub a y bajaba agitado El. animal no pod a haber ido muy lejos, En ese momento cuando casi hab a alcanzado el borde del. columnario vio una sombra El coraz n empez a latirle con m s. fuerza Empez a seguirla y se introdujo en el bosque de. columnas Estas se espesaban cada vez m s como las cerdas de un. peine y la silueta aparec a y desaparec a a breves intervalos sin. que consiguiera alcanzarla ni distinguirla del todo. Ser a verdad lo que contaban de los gatos Que ten an un. pelaje tan suave como una alfombra con el que atra an a sus. v ctimas Que pod an iluminar sus ojos por la noche como si. fueran lucernas Que pose an cuchillos en los dedos con los que. rajaban a sus presas, El fr o le hizo estremecer La sombra que se internaba entre. los delgados m stiles avanz una vez m s Las pantallas apenas se. ve an a trav s de las columnas aunque breves fragmentos de. im genes se colaban por los resquicios y te an el lugar de colores. Un gato apareci en ellas Pero no el gato no estaba erradicado se. encontraba all all mismo Enea pens en volver a su recept culo. Pero c mo irse ahora que lo hab a encontrado, Reapareci una vez m s Y esta vez pudo verlo bien El gato. ten a una leve muesca en una oreja y varias hojas afiladas le sal an. de los dedos La luz que sal a de las pantallas de las paredes de la. c pula lo ti de azul El muchacho salt hacia l mientras agitaba. los brazos para intentar atraparlo pero el animal se perdi de. nuevo entre los postes Enea comenz a correr El gato tambi n lo. hizo Pod a ver la punta de su cola de la que sal an chispas que. iluminaban su recorrido Un gato No pod a ser pero ah estaba. era como lo hab a visto en las pantallas y estaba huyendo de l. zigzagueando entre las columnas golpe ndolas con la cola para. provocar ecos que le despistaran No pod a ser pero ah estaba. El viento comenz a soplar y los tubos ulularon Enea. sigui corriendo tras la estela de chispas que le marcaba el rastro. del gato en aquella oscuridad Ah a la derecha Luego a la. izquierda Y tambi n a la derecha No pod a ser Hab a m s Cada. uno en un extremo corriendo en una direcci n distinta. rode ndole y desapareciendo volviendo a aparecer Mir agitado. a su alrededor hacia delante hacia atr s hacia los lados Sombras. Arantxa Rochet Jaulas de aire 5, distintas asomaban y se escond an los tubos re an con voces de. Enea se par Intent distinguir hacia d nde hab a ido el. verdadero gato El bosque se aclaraba hacia la derecha Las. columnas se hac an m s delgadas y la c pula protectora se ve a a. breves intervalos as que fue hacia all No se hab a confundido. Entre dos columnas le esperaba el animal quien comenz de. nuevo a correr saltando sobre sus flexibles patas hacia el fin del. bosque met lico Enea traspas la ltima columna y entonces se. par en seco, Las baldosas verdes siempre hab an resultado una especie.
de frontera infranqueable Enea mir al suelo con la respiraci n. agitada Su madre de ni o nunca le dejaba ir m s all de aquella. l nea A partir de ah se extend a el Distrito Oeste Nivel 1 y a n. m s all la zona fronteriza y despu s el fin Enea mir ansioso la. figura del gato cada vez m s peque a en el horizonte alej ndose. entre los bloques cuadrados de cemento que se alzaban a los lados. del paseo de baldosas Un poste publicitario comenz a cantar. Varias velocinas pasaron delante del chico soltando chorros de. humo negro por sus desahogadores El dolor en las plantas de los. pies Los granos del hormig n que se le clavaban en los dedos. Entonces el gato se par Estaba lejos pero Enea pod a ver que la. peque a figura de colores se hab a detenido y estaba sentada en el. suelo Parec a estar esper ndole, A lib lula le gustan los animales le gustan los animales. Claro si l mismo es un animal no es cierto lib lula Enea. desterr las voces de su cabeza y pis la primera baldosa El gato. no se movi Comenz a caminar hacia l despacio Primero. distingui sus tres colores marr n negro y blanco despu s la. larga cola que se meneaba hacia un lado y otro Las cuchillas de. sus dedos La muesca de su oreja izquierda Estaba apenas a dos. metros cuando el gato ech a correr de nuevo y Enea salt sobre. l Cay de bruces contra el suelo y se golpe la cabeza El dolor. fue como un alfiler en el entrecejo Cuando quiso levantarse el. animal hab a desaparecido Alz los ojos y vio que se hallaba al. lado de la c pula protectora, Sus paredes se hab an apagado ya Pasada la noticia de la. Erradicaci n Total luc a de nuevo su acostumbrado aspecto de. espejo Se alzaba hasta que se confund a con el aire gris Tal vez el. gato hab a conseguido salir de la misma manera que hab a. conseguido entrar Aunque Enea no se imaginaba por d nde. podr a haberlo hecho Se puso a caminar al lado de las paredes. pero all no hab a nada Los recept culos m s cercanos se. hallaban a varios metros hacia dentro y las velocinas que. circulaban por all se pegaban lo m ximo posible al otro lado de la. calle Solo l caminaba al lado de la c pula intuyendo con el. rabillo del ojo el reflejo cambiante que andaba con l Hasta que. Arantxa Rochet Jaulas de aire 6, encontr una especie de apertura Estaba cubierta de herrumbre y. parec a no haber sido abierta desde hac a a os Un exterminador. de plagas muy viejo y uniformado de verde de arriba abajo. dormitaba al lado,El guardia solt un ronquido,Enea se acerc y le sacudi el hombro El anciano se. Ah En qu en qu puedo ayudarte Tartamude,Ad nde lleva esa puerta pregunt Enea se alando.
Estas y otras posibilidades de futuro se plantean en Jaulas de aire el libro al que pertenece Animales y que a Desapareci de su vista en un par de ocasiones oculto por los cuerpos Pero al fin sali del tumulto No era posible Un gato Justo el d a del anuncio de la Erradicaci n Total Nunca antes hab a visto un mam fero directamente No no era posible Pero ah estaba El

Related Books