8 Derecho procesal penal

8 Derecho Procesal Penal-Free PDF

  • Date:22 Nov 2020
  • Views:13
  • Downloads:0
  • Pages:46
  • Size:218.64 KB

Share Pdf : 8 Derecho Procesal Penal

Download and Preview : 8 Derecho Procesal Penal


Report CopyRight/DMCA Form For : 8 Derecho Procesal Penal


Transcription:

Revista de Derecho, de la Pontificia Universidad Cat lica de Valpara so. XL Valpara so Chile 2013 1er Semestre,pp 643 686,Sistema acusatorio de justicia penal y. principio de obligatoriedad,de la acci n penal, Adversary System of Criminal Justice and Principle of Mandatory Prosecution. of Criminal Proceedings,Manuel Rodr guez Vega,Universidad de las Am ricas Santiago de Chile. Resumen Abstract, En el art culo se revisa y confirma el This article analyses and confirms the.
marcado car cter acusatorio del actual strong adversarial character of the present. proceso penal chileno y su relaci n con su Chilean criminal procedure and its rela. incidencia en la eficacia del principio de tionship with and effect on the principle. obligatoriedad de la acci n penal que rige of mandatory prosecution of the criminal. las actuaciones del Ministerio P blico proceedings that governs the proceedings. Se desarrollan los corolarios de que una of the Attorney General s Office The co. mayor intervenci n de los rganos juris rollaries for a further intervention of the. diccionales para evitar las actuaciones de judicial bodies to avoid that legal actions. la Fiscal a desconocedoras de dicho prin of the Attorney General s Office that are. cipio de obligatoriedad puedan acarrear not aware of said principle of mandatory. consecuencias en la estructura acusatoria prosecution may entail consequences on. del proceso the adversary structure of the process. Palabras clave Keywords, Obligatoriedad Sistema acusato Mandatoriness Adversarial sys. rio Principio acusatorio Ministerio tem Adversary principle Attorney. P blico General s Office, Recibido el 23 de febrero y aceptado el 30 de mayo de 2013. Mag ster en Derecho Penal por la Universidad de Talca candidato a doctor en. Derecho por la Universidad de Chile juez de garant a de Santiago profesor de Dere. cho penal en la Universidad de las Am ricas Direcci n postal Avda Pedro Montt. 1606 edificio F piso 9 Santiago Chile Correo electr nico merodrig uc cl. 644 Revista de Derecho XL 1er Semestre de 2013 Manuel Rodr guez Vega. I Introducci n, Habitual se ha vuelto en el foro nacional dudar de la fuerza y contenido. que el Ministerio P blico da a la acci n penal ejercida ante los tribunales com. petentes cuestion ndose su prevalimiento de diversos vac os e imprecisiones. del legislador para no ejercer la acci n penal siendo sta procedente a la vista. de la prueba reunida1 o para devaluar la pretensi n punitiva contenida en sus. requerimientos y acusaciones2 transformando esto ltimo en una eficiente. herramienta de negociaci n con el imputado y su defensa. Con tales pr cticas se infringe el principio de obligatoriedad de la acci n. penal que pesa sobre el Ministerio P blico art culo 166 inciso 2 CPP 3. si entendemos por tal el deber del Ministerio P blico de iniciar sostener y. perseverar en la persecuci n penal de todo delito del cual tome conocimiento. sin que pueda suspenderla interrumpirla o hacerla cesar a su discreci n4. Tales reparos se han presentado principalmente a ra z de la imposibilidad de la. v ctima querellante de ejercer la acci n penal mediante la acusaci n particular si pre. viamente el Ministerio P blico ha omitido formalizar cargos contra el imputado que. rellado Al respecto el Tribunal Constitucional ha emitido diversos pronunciamien. tos v gr rol N 815 07 de 19 de agosto de 2008 rol N 1337 09 de 20 de agosto de. 2009 rol N 1 467 2009 de 29 de diciembre de 2009 rol N 1341 2009 de 15 de abril. de 2010 rol N 1380 2009 de 3 de noviembre de 2009 rol N 1445 09 de 29 de enero. de 2010 rol N 1404 09 de 18 de mayo de 2010 rol N 1394 09 de 13 de julio de 2010. rol N 1542 09 de 31 de agosto de 2010 y rol N 1484 2009 de 5 de octubre de 2010. Un examen de la evoluci n de la jurisprudencia constitucional de esta materia se ve en. Piedrabuena Richard Guillermo Rol del Ministerio P blico en el nuevo proceso. penal en Revista Chilena de Derecho 30 2003 1 pp 11 21 y Jurisprudencia del Tri. bunal Constitucional sobre normas del C digo Procesal Penal en Revista de Derecho del. Consejo de Defensa del Estado 21 junio de 2009 pp 69 94. Para un acabado y cr tico estudio sobre estas pr cticas v ase Del R o Ferretti. Carlos Proceso penal consenso de las partes y enjuiciamiento jurisdiccional Santiago. Librotecnia 2009, Cuando el Ministerio P blico tomare conocimiento de la existencia de un hecho que. revistiere caracteres de delito con el auxilio de la polic a promover la persecuci n penal. sin que pueda suspender interrumpir o hacer cesar su curso salvo en los casos previstos en. Maier Julio Derecho procesal penal argentino Buenos Aires Hammurabi 1989. I B p 548 indica que este principio de legalidad desde un punto de vista negativo. significa que ning n criterio de oportunidad pol tico utilitario por conveniencia pr c. tica econ mica temporal etc autoriza en principio a prescindir de la persecuci n. penal frente a la noticia de la comisi n de un hecho punible Roxin Claus Derecho. procesal penal traducci n castellana de G C rdoba y D Pastor Buenos Aires Editores. del Puerto 2000 p 89 que tambi n llama a este principio de legalidad lo define como. el deber de realizar las investigaciones cuando existe la sospecha de que se ha cometido. un hecho punible y por otra parte de formular la acusaci n cuando despu s de las. Sistema acusatorio de justicia penal 645, Pero aquellos reparos tambi n han alcanzado a los tribunales y en parti.
cular a los Juzgados de Garant a reproch ndoseles no actuar oficiosamente y. en base a los principios generales del derecho procesal y penal a falta de regla. expresa que los habilite para atajar o remediar las decisiones discrecionales. del persecutor p blico que menguen el principio de obligatoriedad5. investigaciones sigue existiendo esa sospecha vehemente En la definici n propuesta en. el texto se incluye lo que algunos iusprocesalistas tratan como el desdoblamiento del. principio examinado en promoci n necesaria e irrefragabilidad as Clari Ol. medo Jorge Derecho procesal penal Buenos Aires Rubinzal Culzoni s d I pp 234. 235 alude con el primero a la promoci n del proceso una vez tomado conocimiento. de un hecho que encuadra con una norma penal y con el segundo a la mantenci n del. ejercicio de la jurisdicci n hasta obtener un pronunciamiento definitivo sobre el fondo. Cafferata Nores Jos El proceso penal seg n el sistema constitucional ahora en El. mismo Cuestiones actuales sobre el proceso penal 3 edici n Buenos Aires Editores. del Puerto 2000 p 23 denomina la obligatoriedad en estos dos momentos como. inevitabilidad e irretractabilidad respectivamente Otros autores como Maier J. Derecho procesal penal argentino cit n 4 p 548 Horvitz Lennon Mar a In s. L pez Masle Juli n Derecho procesal penal chileno Santiago Editorial Jur dica. de Chile 2005 I p 46 y Cerda San Mart n Rodrigo Hermosilla Iriar. te Francisco El C digo Procesal Penal Comentarios concordancias y jurisprudencia. 2 edici n Santiago Librotecnia 2006 p 189 tambi n comprenden en el principio. de legalidad a los principios de promoci n necesaria y de irretractabilidad Como. se ver hemos optado por el antagonismo obligatoriedad discrecionalidad en el ejerci. cio de la acci n penal por su mayor precisi n conceptual y neutralidad terminol gica. siguiendo con ello a D ez Picazo Luis Mar a El poder de acusar Ministerio Fiscal. y constitucionalismo Barcelona Ariel 2000 p 13 A fin de sortear distracciones no. hablaremos tampoco de principio de necesidad indefectibilidad o nulla poena sine. iudicio que ciertos tratadistas asimilan al de obligatoriedad pues con aqu llos se suele. aludir a algo distinto a saber que el proceso penal es obligatorio para averiguar la in. fracci n criminal descubrir al autor juzgarle y sobre todo imponer la pena Prieto. Castro Leonardo Guti rrez de Cabiedes Eduardo Derecho procesal penal 2. edici n Madrid Tecnos 1982 p 90 o en otras palabras para referirse a la necesidad. del Estado de acudir al proceso para hacer valer el ius puniendi de que es titular En este. sentido v anse G mez Orbaneja Emilio Herce Quemada Vicente Derecho. procesal penal 10 edici n Madrid Artes Gr ficas y Ediciones 1987 p 2 y Serra. Dom nguez Manuel Estudios de Derecho procesal Barcelona Ariel 1969 pp 759. 760 Montero Aroca Juan Ortells Ramos Manuel G mez Colomer J. Derecho jurisdiccional Parte general 2 edici n Barcelona Bosch 1989 I pp 497. 498 incluyen el aspecto comentado junto a lo que nosotros entendemos por obliga. toriedad de la acci n penal en el principio de necesidad procesal Sobre el principio de. indefectibilidad en el ordenamiento nacional v ase N ez V squez J Crist bal. Tratado del proceso penal y del juicio oral Santiago Editorial Jur dica de Chile 2003. I pp 23 24, Por ejemplo Del R o Ferretti Carlos El principio del consenso de las partes en. el proceso penal y enjuiciamiento jurisdiccional aclaraciones conceptuales necesarias en. Revista Chilena de Derecho 35 2008 1, 646 Revista de Derecho XL 1er Semestre de 2013 Manuel Rodr guez Vega. Pues bien tales cuestionamientos deben examinarse con mesura y visi n. de conjunto precaviendo no romper el delicado equilibrio que logr la nueva. regulaci n adjetiva en materia penal entre la eficacia de la persecuci n y el. respeto a las garant as del perseguido En efecto el despojar a los tribunales de. los deberes de investigar y acusar para adjudic rselos a un nuevo organismo. como el Ministerio P blico puede catalogarse como el primer y principal. logro de la reforma a nuestro sistema de justicia penal emprendida en Chile. a fines del siglo XX Tal escisi n ha permitido a los tribunales avocarse a. labores propiamente jurisdiccionales no s lo de resolver sobre la inocencia. o culpabilidad del acusado en juicio sino de cautelar sus garant as durante. las etapas previas y posteriores al enjuiciamiento de manera de transfor. marse en un desinteresado vigilante de la legalidad de las actuaciones del. Ministerio P blico, Azuzar por elevar los niveles de entrometimiento de los tribunales frente. a la pasividad del acusador p blico corre el riesgo de vulnerar un dise o. constitucional n tido en cuanto a los roles del Ministerio P blico y de los. rganos jurisdiccionales al interior del proceso y sobre todo de menoscabar. el novedoso esquema acusatorio por el que se inclina el conjunto de nuestro. proceso penal, A ello entonces nos embarcamos en los apartados siguientes esto es. dilucidar c mo la pretensi n de una mayor injerencia de nuestros tribuna. les para cautelar que las actuaciones del Ministerio P blico no descuiden. o vulneren el principio de obligatoriedad de la acci n penal que los rige. de prosperar puede menguar seriamente el car cter acusatorio de nuestro. proceso y consiguientemente la garant a de un enjuiciamiento imparcial. en las distintas etapas del proceso que aqu l garantiza. II Principio acusatorio y sistema acusatorio, Resulta indispensable demorarnos aqu para precisar qu discerniremos.
como sistema acusatorio de enjuiciamiento penal pues parte no menor de. este art culo reside en constatar la tensi n existente al interior del binomio. supervisi n judicial del principio de obligatoriedad de la acci n penal y la. acusatoriedad del proceso, En un primer orden evitaremos asimilar lo acusatorio a lo adversarial 6. Acerca de ambos conceptos Woischnik Kai Woischnik Jan Las reformas. procesales penales en Am rica Latina en Maier Julio y otros coordinadores Las re. formas procesales penales en Am rica Latina Buenos Aires Ad Hoc 2000 p 868 El. uso de los t rminos adversarial y acusatorio como sin nimos supone respecto del. ltimo alejarse de su sentido sem ntico original pues el t rmino acusatorio en su. significado lat n original accusare o acusar no se refiere a la forma de diligenciar las. Sistema acusatorio de justicia penal 647, sin perjuicio de los puntos de encuentro indiscutiblemente existentes. atendido el fuerte contenido ideol gico o pol tico que se le suele endosar. a este ltimo principalmente su afinidad con la pasiva ideolog a liberal del. laissez faire7 lo que puede desviarnos del punto espec fico que nos interesa. abrazar en esta parte de la investigaci n esto es la necesidad y relevancia. de la pasividad y distancia del rgano jurisdiccional de las posiciones de las. partes como garant a de un tratamiento y juzgamiento imparcial8. En segundo t rmino distingamos entre el principio acusatorio y el. sistema acusatorio El primero no es m s que uno de los principios con. figuradores del proceso acusatorio que regula aspectos bien espec ficos de. ste cuyo contenido se ci e a la separaci n de la funci n de acusaci n de la. de enjuiciamiento funciones que deben ser atribuidas a rganos distintos. y por tal motivo la acusaci n el objeto del proceso ha de ser planteada en. juicio por un sujeto distinto del juez9 Como es bien sabido los or genes del. pruebas sino exclusivamente a que el procedimiento plenario s lo puede iniciarse en. base a una acusaci n En esencia la antinomia proceso adversarial instruccionista es. distinta a la antinomia acusatorio inquisitivo por su parte Goldstein Abraham. S Reflections on Two Models Inquisitorial Themes in American Criminal Procedure. en Stanford Law Review 26 mayo de 1974 pp 1016 1017 considera el t rmino. adversarial como referido a un m todo de resolver disputas que toma sus contor. nos del juicio contencioso mientras la palabra acusatorio es un cl sico modelo de. procedimiento que comprende no s lo el juicio adversarial sino asume un equilibrio. te Francisco El C digo Procesal Penal Comentarios concordancias y jurisprudencia 2 edici n Santiago Librotecnia 2006 p 189 tambi n comprenden en el principio de legalidad a los principios de promoci n necesaria y de irretractabilidad Como se ver hemos optado por el antagonismo obligatoriedad discrecionalidad en el ejerci cio de la acci n penal por su mayor

Related Books